• El presidente iraní, Hasan Rohani, visita una exhibición de los nuevos logros nucleares de Irán, 10 de abril de 2021. (Foto: president.ir)
Publicada: miércoles, 14 de abril de 2021 14:20

El organismo nuclear de Irán dice que la planta nuclear de Natanz continuará sus actividades “a la máxima velocidad” posible tras el reciente acto de sabotaje.

Tres días después del incidente ocurrido en una instalación del enriquecimiento de uranio de Natanz (centro), la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) ha destacado este miércoles, vía Twitter, que la determinación de los científicos nucleares iraníes frustra todas las tentativas de los enemigos para torpedear el programa de energía nuclear con fines pacíficos del país.

“Las sanciones, el asesinato de los científicos nucleares, la destrucción en el centro de ensamblaje de centrifugadoras de Natanz y el reciente acto terrorista en estas instalaciones demuestran la frustración de los enemigos, y la fuerza de voluntad de los científicos nucleares de la República Islámica de Irán ha convertido todos estos actos insensatos en desesperación”, se lee en el tuit.

La OEAI ha prometido que “Natanz avanzará a la máxima velocidad hacia los objetivos establecidos y si se considera necesario, los científicos iraníes volverán a mostrar al mundo el poder científico de Irán en tecnología nuclear. La determinación de los científicos iraníes permanece intacta”.

 

El pasado domingo, la República Islámica reportó un incidente en la red de distribución eléctrica del complejo nuclear Shahid Ahmadi Roshan, en Natanz. Sin embargo, aseguró que no hubo “víctimas ni contaminación” como consecuencia del suceso considerado por Teherán como un “acto de terrorismo nuclear”.

Fuentes occidentales, citadas por los medios de comunicación estadounidenses e israelíes, afirman que la corte de electricidad en Natanz fue resultado de un ciberataque llevado a cabo por el servicio de inteligencia israelí (el Mossad).

Teherán, que a su vez, prometió venganza contra el régimen israelí por el acto de sabotaje, informó el martes a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de su decisión de comenzar a “enriquecer uranio al 60 por ciento”.

Asimismo, el vicecanciller para Asuntos Políticos de Irán, Seyed Abás Araqchi, anunció que las autoridades agregarán a la planta de Natanz 1000 centrifugadoras “con un 50 % más de capacidad”.

De acuerdo con el presidente iraní, Hasan Rohani, el enriquecimiento del uranio al 60 % es una respuesta al “terrorismo nuclear” de Israel contra Irán y a los intentos de este régimen de debilitar la posición de Teherán en las conversaciones en curso en Viena (Austria) para salvar el acuerdo nuclear de 2015 y el levantamiento de las sanciones estadounidenses contra el país persa.

El mandatario persa, sin embargo, ha reiterado una vez más el compromiso de Teherán de volver al pleno cumplimiento de sus compromisos en virtud del pacto, siempre y cuando Estados Unidos vuelva al convenio —del que salió en 2018 bajo el anterior Gobierno presidido por Donald Trump— y levante las sanciones.

ftm/rba/hnb