• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif (dcha.), reunido con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en Teherán, capital persa, 13 de abril de 2021. (Foto: Fars)
Publicada: martes, 13 de abril de 2021 6:39
Actualizada: martes, 13 de abril de 2021 8:59

El canciller iraní pide a EE.UU. que retorne sin demora al acuerdo nuclear de 2015 y elimine todas las sanciones unilaterales que reimpuso al país persa.

Tras una reunión mantenida este martes en Teherán con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, el máximo diplomático persa, Mohamad Yavad Zarif, ha reiterado el compromiso de la República Islámica con volver al pleno cumplimiento del acuerdo tras verificar si las sanciones en su contra se han eliminado correctamente.

El jefe de la Diplomacia persa ha advertido a Estados Unidos que los “actos de sabotaje” y las sanciones no darán a Estados Unidos una influencia adicional en las conversaciones para revivir el acuerdo nuclear.

“Los estadounidenses deben saber que ni las sanciones ni los actos de sabotaje les darán herramientas de negociación y estos actos sólo les harán la situación más difícil”, ha subrayado Zarif, en alusión a un incidente ocurrido el domingo en la planta nuclear de Natanz (centro), al que Teherán consideró “un acto de terrorismo nuclear” y del que acusó a Israel.

Irán responderá al “acto de estupidez” de Israel en Natanz

Ha asegurado que Irán dará una respuesta contundente al “acto de estupidez” del régimen de Israel si llega a la conclusión de que éste estuvo detrás del incidente en Natanz.

Israel, ha proseguido, no puede torpedear el programa de energía nuclear iraní, igual que no lo pudo en 2010 cuando contaminó las instalaciones nucleares iraníes con el virus Stuxnet.

“Pensaron que lo que hicieron en Natanz sería en desventaja de Irán... Les aseguro que en un futuro cercano Natanz va a pasar a centrifugadoras más perfeccionadas”, ha declarado.

Sanciones y terrorismo nuclear no funcionan con Irán

En cuanto a las sanciones impuestas por EE.UU. a Irán durante las últimas cuatro décadas desde la victoria de la Revolución Islámica (1979), Zarif ha dicho que Washington debería entender durante todos estos años que ni las sanciones y amenazas, ni el terrorismo nuclear funcionan con la nación persa.  

Pues, ha destacado que las sanciones y la “presión máxima” ejercida por la anterior Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, contra Irán han dado “resultados contrarios”.

“Los estadounidenses no deben olvidar que Irán tenía 300 kg de uranio enriquecido cuando Trump llegó al poder, mientras que actualmente sus reservas superan los 4000 kg. No olviden que al inicio del mandato de Trump Irán utilizaba solamente las centrifugadoras de primera generación de IR1, mientras que hoy tiene instaladas las avanzadas máquinas de IR6”, ha subrayado.

 

Ha agregado, además, que antes del “acto terrorista” del domingo más de 5000 centrifugadoras IR1 estaban enriqueciendo uranio en Natanz, y si queremos reanudar el trabajo allí lo haremos, sin duda alguna, con las máquinas mucho más avanzadas.

El lunes, el embajador iraní ante las organizaciones internacionales en Viena (Austria), Kazem Qaribabadi, aseveró que el enriquecimiento de uranio no se ha detenido en la planta de Natanz tras el incidente del domingo y que máquinas dañadas han sido reemplazadas.

El sabotaje tuvo lugar un día después de que Teherán instalara un conjunto de 164 centrifugadoras avanzadas IR-6 en Natanz con motivo del Día Nacional de la Tecnología Nuclear; y en medio de las conversaciones en curso en Viena entre Teherán y las cinco potencias firmantes del acuerdo destinadas a revitalizar el acuerdo nuclear, al que Israel se opone ferozmente.

ftm/fmk