• Personal de las instalaciones nucleares de Irán.
Publicada: lunes, 4 de julio de 2016 18:37
Actualizada: martes, 5 de julio de 2016 12:37

Un documental estadounidense echa la culpa a Israel por el fracaso de la misión del virus Stuxnet que contaminó en 2010 las instalaciones nucleares de Irán.

El director estadounidense Alex Gibney estrenará el próximo 8 de julio el documental titulado Zero Days sobre la misión por la que fue activado dicho virus, según un informe divulgado este lunes por el diario estadounidense The Hill.

El documental intentará cubrir los vacíos de lo sucedido con Stuxnet, explica el director, al tiempo que detalla que “es la historia de EE.UU. e Israel, y cómo divergieron sus objetivos en el proyecto”.

Asimismo, agrega, la obra muestra, como resultado, lo problemático que puede ser compartir sistemas de armas e información de Inteligencia.

Según narra el documental de Gibney, el proyecto fue puesto en marcha principalmente por EE.UU. y después se sumaron las fuerzas israelíes para desarrollar el virus. Empero la agenda apresurada de los israelíes que no estaban contentos con el enfoque lento y cauteloso del plan, desembocó en el fracaso de la misión.

A este respecto, hace referencia a la decisión unilateral de los israelíes de modificar el virus, cuya versión nueva fue detectada por expertos informáticos.

De hecho, también desvela que el ataque del citado virus, un producto conjunto de las Inteligencias del Reino Unido, EE.UU. y el régimen de Israel, formaba una pequeña parte de un proyecto mucho más amplio de las Inteligencias de EE.UU. y el régimen de Tel Aviv para atacar las infraestructuras nucleares, militares y no militares del país persa.

Al final, Gibney afirma que la información abordada en el documental fue facilitada por al menos cinco fuentes militares y de Inteligencia de EE.UU. con vinculación directa en el caso; y asevera que la misión se dirigía desde la ciudad de Fort Meade, en el estado de Maryland (este).

En junio de 2010, el virus Stuxnet contaminó los equipos industriales de todo el mundo, aunque tenía como blanco las instalaciones industriales de Irán, sobre todo, la planta nuclear de Bushehr, en el sur del país persa.

Desde el punto de vista de varias empresas de seguridad cibernéticas, Stuxnet es el virus más sofisticado del mundo hasta el momento. 

tas/ctl/rba

Comentarios