• Centrifugadoras en la planta nuclear de Natanz, en el centro de Irán.
Publicada: martes, 6 de abril de 2021 7:58
Actualizada: martes, 6 de abril de 2021 10:25

La Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) ha comenzado este martes los test de una centrifugadora de nueva generación, IR-9.

Con ocasión del Día Nacional de Tecnología Nuclear —que se celebrará el viernes 9 de abril en Teherán (capital) durante una ceremonia en la que se inaugurará 40 proyectos en el campo del enriquecimiento de uranio— el portavoz de la OEAI, Behruz Kamalvandi, ha informado del inicio de la prueba mecánica de la centrifugadora IR-9, que es 50 veces más potente que el modelo base, IR-1.

“Uno de los avances que se han logrado en el área del enriquecimiento [de uranio] es el comienzo de pruebas mecánicas de la centrifugadora IR-9, de 50 UTS, una de las centrifugadoras más importantes de fabricación nacional que funciona según los nuevos estándares”, ha precisado.

Kamalvandi ha destacado los logros conseguidos por Irán en el ámbito nuclear durante el último año y ha explicado que durante la ceremonia del viernes se presentará 133 casos elegidos de un total de 255 nuevos logros, especialmente en materia de enriquecimiento, piezas y equipos relacionados con el reactor de agua pesada de Arak, así como radiofármacos de diagnóstico y terapéuticos.

 

Además, el presidente Hasan Rohani inaugurará por videoconferencia 12 proyectos en diversos campos, incluyendo cuántica, láser, medicina nuclear y enriquecimiento, ha agregado.

Gracias al uso de las máquinas avanzadas, la capacidad operativa de producción de uranio del país ha alcanzado 16 500 uts (unidades de trabajo de separación), en comparación con la capacidad funcional del país antes de la firma del acuerdo nuclear de 2015, que se situaba en 13 000 uts cuando Irán utilizaba solamente las centrifugadoras IR1, según afirman las autoridades iraníes.

Tras la salida unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear en mayo de 2018 y la restauración de todas sus sanciones, Irán espero un año dando tiempo a la diplomacia, pero dada la pasividad europea y la infracción cometida por Washington, empezó a reducir gradualmente sus compromisos nucleares.

En un intento de obligar a EE.UU. y Europa a eliminar las sanciones que pesan en contra de Irán, el Parlamento iraní aprobó una ley en noviembre de 2020 que implica la producción de 120 kg de uranio enriquecido al 20 por ciento por año. Para lograr esta meta, la OEAI anunció en enero que instalaría en tres meses 1000 centrifugadoras IR2M en la planta nuclear de Natanz (centro).

msm/ftn/mkh