• Centrifugadoras en la planta nuclear de Natanz, en el centro de Irán. (Foto: AP)
Publicada: jueves, 1 de abril de 2021 20:59

Irán ha comenzado a enriquecer uranio con una cuarta cascada de centrifugadoras avanzadas IR-2m en su planta nuclear de Natanz, según un informe de la AIEA.

“El 31 de marzo de 2021, la Agencia verificó en la FEP [acrónimo en inglés de la Planta de Enriquecimiento de Combustible] que: Irán había comenzado a introducir UF6 natural en una cuarta cascada de 174 centrifugadoras IR-2m”, ha afirmado la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en un informe.

El UF6 es hexafluoruro de uranio, que se introduce en las centrifugadoras para su enriquecimiento.

Según el informe fechado el miércoles, Irán había informado a la AIEA de sus planes de usar seis cascadas de centrifugadoras IR-2m para enriquecer uranio. Las dos cascadas restantes han sido instaladas, pero aún no están en uso, dice la agencia.

Irán también ha notificado a la AIEA de que planea instalar una segunda cascada de centrifugadoras IR-4 en la FEP, pero la instalación de esa cascada aún no ha comenzado, agrega el informe.

 

“En resumen, al 31 de marzo de 2021, el organismo verificó que Irán estaba utilizando 5060 centrifugadoras IR-1 instaladas en 30 cascadas, 696 centrifugadoras IR-2m instaladas en cuatro cascadas y 174 centrifugadoras IR-4 instaladas en una cascada para enriquecer UF6 natural hasta el 5 % de U-235 en la FEP”, dice el informe.

El 28 de febrero, el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvandi, informó que Irán instalaría unas 1000 centrifugadoras IR-2m, que son mucho más eficientes que las IR-1, en Natanz (centro) en 3 meses.

La AIEA informó el 8 de marzo que Teherán había comenzado a enriquecer uranio con la tercera cascada de centrifugadoras avanzadas IR-2m en esta planta nuclear.

La medida difundida este jueves es la última de varias medidas adoptadas por Irán para suspender sus compromisos en virtud del acuerdo nuclear firmado en 2015, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), del que EE.UU. se retiró en mayo de 2018.

Como respuesta a la retirada de Estados Unidos y su posterior reimposición de sanciones, así como la negligencia de los firmantes europeos ― es decir el Reino Unido, Francia y Alemania― para cumplir con los compromisos adquiridos en el convenio, Irán comenzó en 2019 a reducir sus obligaciones nucleares con el objetivo de compensar el desequilibro creado por el incumplimiento de los otros signatarios del PIAC y obligar a la contraparte a volver a cumplir lo acordado en 2015.

tmv/mkh