• El político británico Boris Johnson fotografiado en un evento con el diplomático ruso Serguéi Nalobin.
Publicada: lunes, 25 de noviembre de 2019 16:18

Varias fotografías revelan los presuntos nexos entre el premier británico, Boris Johnson, y los servicios de inteligencia y seguridad de Rusia.

La decisión de Johnson de bloquear la publicación de un informe sobre la supuesta interferencia rusa en el proceso electoral en el Reino Unido a principios de este mes, ha puesto de relieve los vínculos entre el Partido Conservador británico y Rusia, según reporta este lunes el sitio web estadounidenses Bussines Insider.

El medio, citando al rotativo Sunday Times, recoge que a principios de este mes en curso, el premier bloqueó la divulgación de dicho informe por temor a que desvelara lazos entre los principales donantes conservadores y el servicio secreto ruso.

La semana pasada, añade Bussines Insider, la Comisión Electoral británica sacó a la luz que la mayor donación recibida por la campaña de Johnson, de unas 200 000 libras esterlinas, procedía de la esposa de un exministro de finanzas y aliado del presidente ruso, Vladimir Putin.

No obstante, Johnson ha sido objeto de escrutinio por sus propias relaciones con Rusia, al haber sido fotografiado junto a dos figuras con presuntos nexos con los servicios de seguridad rusos, apunta el portal estadounidense.

En los últimos años, la figura clave en los esfuerzos rusos para fraternizar con el Partido Conservador fue el diplomático ruso Serguéi Nalobin, agrega.

Nalobin, cuyo padre era un exgeneral de la KGB —Comité de Seguridad Estatal de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)—, tenía estrechos nexos con los servicios de seguridad rusos, según el rotativo británico The Guardian.

La relación de Johnson con Nalobin se remonta a cuando el primero de ellos estaba al cargo de la alcaldía de Londres (capital) entre los años 2008 y 2016 y siguió con su nombramiento al frente de la Cancillería británica. Dicha amistad se quedó plasmada en una foto que el ruso tuiteó junto al británico, a quien describió como su “buen amigo”, empero, el tuit ya no existe.

Hace dos años, apareció otra foto de una reunión del entonces ministro de Asuntos Exteriores británico con Joseph Mifsud, un académico maltés con presuntos vínculos de alto nivel con el Kremlin, señala Bussines Insider.

El político británico Boris Johnson fotografiado en una cena con el académico maltés Joseph Mifsud (izda.)

 

El maltés fue nombrado en el dossier del Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) sobre los vínculos del presidente de EE.UU., Donald Trump, con la supuesta trama rusa, que le ayudó a ganar las elecciones de 2016.  Al respecto, The Guardian informó que los investigadores federales creían que Mifsud era un intermediario entre Rusia y la campaña electoral del magnate neoyorquino.

LEER MÁS: FBI investiga si Trump trabajaba “secretamente” para Rusia

LEER MÁS: Rusia vuelve a negar cualquier injerencia en elecciones de EEUU

Otra de las relaciones mediáticas más cercanas de Johnson es con el editor de los periódicos Evening Standard e Independiente Evgeny Lebedev, cuyo padre, Alexander, era un exagente de la KGB.

Dicha relación que se remonta también a la época que Johnson desempañaba como regidor y ministro, se ha quedado registrada en las asiduas visitas del británico a las fiestas que Evgeny organizaba en su castillo en Perugia, Italia.

El político británico Boris Johnson con el editor de los periódicos Evening Standard e Independiente Evgeny Lebedev.

 

Ante tales revelaciones han surgido temores de que la vida privada de Johnson se haya convertido en un “riesgo de seguridad” para los intereses del Reino Unido, por la posibilidad de que surjan chantajes en su contra.

“Existe el peligro de que las personas filtren lo que tienen sobre él o lo chantajeen”, comentó un ministro del Gabinete de la entonces premier Theresa May a Sunday Times a principios de este año.

Esta publicación sale a la luz mientras los británicos están convocados a acudir a las urnas el próximo 12 de diciembre para elegir a su próximo primer ministro, que, conforme a todas las encuestas, podría ser, o bien, Johnson, o bien su rival laborista, Jeremy Corbyn.

Los británicos deben elegir entre dos candidatos, uno conservador que apuesta por un Brexit duro, la salida del Reino Unido de la Unión Europa (UE) con o sin negociación, y otro que, apoyando ligeramente este proceso de separación, ha prometido convocar un nuevo referéndum para que los ciudadanos den su última palabra ante tan crucial decisión.

LEER MÁS: Corbyn está listo para elecciones y otro referéndum del Brexit

krd/ctl/tmv/mjs

Comentarios