• El nuevo premier libanés, Hasan Diab, ofrece una declaración en Beirut, la capital del país árabe, 20 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 21 de diciembre de 2019 0:22

El nuevo premier libanés, Hasan Diab, ha asegurado que trabajará arduamente para formar un gobierno capaz de satisfacer todas las demandas populares.

Comenzamos con un nuevo proceso (político) que coincide con la voluntad del pueblo. Sus demandas son correctas y constituyen una base para construir un nuevo país”, ha indicado Diab, en un mensaje publicado este viernes en Twitter.

Diab, de 60 años, profesor universitario y exministro de Educación, fue nombrado ayer jueves primer ministro de El Líbano después de que se aprobara su candidatura con 69 votos en una consulta parlamentaria realizada por el presidente Michel Aoun.

El flamante premier ha prometido iniciar consultas con todos los movimientos del país para alcanzar un resultado que favorezca los intereses de todos los libaneses. “La actual situación no permite perder el tiempo”, ha dicho.

La designación de Diab tiene lugar casi dos meses después del estallido de masivas protestas contra la situación económica y la corrupción en El Líbano, que desembocaron en la renuncia del expremier Saad Hariri, tras lo cual Aoun llamó a formar un nuevo gabinete que responda a las exigencias del pueblo.

LEER MÁS: Presidente libanés descarta formación de un Gabinete provisional

En una entrevista concedida esta misma jornada a la radiotelevisión alemana Deutsche Welle, Diab se ha decantado por la formación de un gobierno de “tecnócratas independientes” en un plazo máximo de seis semanas. 

 

“Los gobiernos previos en la última década tardaron un año en formarse y yo voy a intentar formar gobierno en las próximas cuatro semanas o en un periodo que no exceda de seis semanas”, ha asegurado.

El nombramiento de Diab, fue respaldado también por el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), cuyo líder, Seyed Hasan Nasralá, anunció el pasado viernes que apoyaría un “gobierno de asociación nacional” con la “representación más amplia posible” que no excluye a ninguno de los principales partidos.

El país, efectivamente, se ha convertido en objeto de las presiones internacionales, en concreto de Estados Unidos. De hecho, en febrero, cuando Beirut anunció la formación de un anterior Ejecutivo, EE.UU., el régimen de Israel y Arabia Saudí intentaron debilitar y crear discordia entre los libaneses con miras a evitar la influencia de Hezbolá en el Gobierno. 

LEER MÁS: Hezbolá atribuye el caos en El Líbano a injerencias de EEUU

Hezbolá había advertido anteriormente de los intentos para sabotear las protestas en el país árabe y resaltado que un vacío de poder podría derivar en una guerra civil.

LEER MÁS: Hezbolá denuncia intentos de crear vacío de poder en El Líbano

myd/ctl/mrp/alg

Comentarios