• El buque de asalto anfibio USS Makin Island, de la clase Wasp, de la Armada de EE.UU., arriba a Singapur.
Publicada: viernes, 9 de abril de 2021 7:19

La Armada de EE.UU. refuerza su presencia militar en el mar de la China Meridional, enviando un grupo de buques de guerra, según revelan fotos satelitales.

En dichas imágenes, publicadas el jueves por la Iniciativa de Investigación de Situación Estratégica del Mar de China Meridional (SCSPI, por sus siglas en inglés) en Twitter, se observa un grupo de buques de combate de Estados Unidos atravesando el estrecho de Malaca, que separa la costa occidental de la península malaya de la isla indonesia de Sumatra.

La SCSPI, una organización con sede en Pekín, la capital china, detalló que, entre los navíos rastreados de la Armada norteamericana se encuentra el buque de asalto anfibio USS Makin Island, de la clase Wasp, acompañado por el buque de apoyo USS San Diego.

Por su parte, el Comando del Indo-Pacífico de Estados Unidos comunicó en la misma red social que la tripulación del USS Makin Island llevó a cabo “un ejercicio de entrenamiento con fuego real” en las aguas de la vía marítima sobre las que China y varios países de la región mantienen diversas disputas territoriales.

El despliegue del buque de asalto anfibio se produjo después de que la Armada de EE.UU. recientemente llevó a cabo ejercicios militares conjuntos con su homóloga de Malasia en los que participó el portaviones USS Theodore Roosevelt.

La Armada del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China que, en paralelo, llevó a cabo “un ejercicio de entrenamiento rutinario” con un grupo de buques encabezado por el portaviones Liaoning en aguas cercanas a Taiwán y ha enviado varios de sus cazas para monitorear los movimientos de los buques estadounidenses que se dirigen hacia las costas taiwanesas.

La SCSPI, en otro de sus mensajes difundidos este viernes, señaló que dos aviones de patrulla estadounidenses P-8A Poseidon —de uso exclusivo para el reconocimiento y la lucha antisubmarina— estuvieron rastreando el jueves las aguas del canal de Bashi, un estrecho del océano Pacífico entre la isla de Y’Ami, de Filipinas y la isla de las Orquídeas de Taiwán.

Conforme al centro de investigación radicado en Pekín, esta maniobra de reconocimiento aéreo podría traducirse en el inminente despliegue del portaviones USS Theodore Roosevelt en esta vía marítima cercana a las costas taiwanesas para “dar la bienvenida” a la formación de buques de la Armada de China, encabezada por el mencionado portaaviones Liaoning que se encuentran en la región.

China y Taiwán viven una escalada de tensiones por distintos asuntos, entre ellos, los esfuerzos separatistas de las autoridades taiwanesas —especialmente de la presidenta, Tsai Ing-wen, que se opone al principio de “una sola China”— y el apoyo militar y político que recibe la isla de Estados Unidos.

Ante tal coyuntura, el gigante asiático ha aumentado en los últimos meses sus actividades militares cerca de Taiwán, primero, para dejar claro que no le tiembla el pulso a la hora de garantizar y salvaguardar la soberanía china sobre las pretensiones políticas de los separatistas de la cúpula gobernante en Taipéi y, luego, para lanzar una advertencia a EE.UU., que ha incrementado tanto los contactos diplomáticos como el apoyo militar a la isla.

krd/ctl/fmk