• Vídeo: En Estados Unidos no existe una “democracia plena”
Publicada: viernes, 25 de septiembre de 2020 0:48
Actualizada: viernes, 25 de septiembre de 2020 2:35

Muchos expertos califican de ‘antidemocráticas’ las elecciones presidenciales en Estados Unidos, país que se considera “el líder del mundo libre”.

EE.UU. no puede ser un país democrático cuando la característica más importante de su democracia, sus elecciones, figuran como las más antidemocráticas.

Estados Unidos cuenta con un sistema político bipartidista en el que un candidato debe ser miembro de uno de los dos partidos políticos más importantes del país para obtener cobertura mediática y reconocimiento nacional, incluso algunos creen que Estados Unidos es verdaderamente un “sistema de partido único”.

Otros posibles candidatos son considerados irrelevantes y tienen cero posibilidades de que lleguen a la Presidencia.

Otro defecto del sistema electoral estadounidense, es que un candidato necesita obtener la mayor cantidad de votos electorales, en lugar de la mayoría de los votos populares para convertirse en mandatario.

 

Por ejemplo, la candidata presidencial demócrata de 2016, Hillary Clinton, recibió casi tres millones de votos más que su rival, Donald Trump, y, sin embargo, fue Trump quien se convirtió en presidente.

A medida que se acercan las votaciones en EE.UU., los debates sobre el posible caos electoral se están calentando nuevamente.

En este sentido un informe publicado a principio de septiembre, por el portal local The Hill alerta que el extenso uso del voto por correo podría prolongar por varios días o semanas el anuncio de los resultados de los comicios, lo que podría provocar cierto nivel de caos electoral.

Asimismo, el mandatario norteamericano sugirió a sus seguidores que voten por correo y luego en persona el día de las elecciones, pese a que sufragar dos veces es un delito.

Mientras tanto, la campaña por la reelección de Trump sigue perdiendo cada día más votos de sus correligionarios que se decantan por el demócrata Joe Biden, por diferentes motivos, entre ellos, la mala gestión de la pandemia del coronavirus y sus efectos negativos en la economía, así como la crisis social desatada por las protestas antirracistas.

nsr/lvs/mkh