• El candidato demócrata a la Presidencia de EE.UU., Joe Biden, habla con la prensa tras una reunión en Tampa, Florida, 15 de septiembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 17 de septiembre de 2020 0:59
Actualizada: jueves, 17 de septiembre de 2020 1:47

La campaña de Joe Biden dijo estar acumulando un ejército de abogados sin precedentes para pelea legal contra posibles medidas postelectorales de Donald Trump.

Según un reporte publicado este miércoles por el diario británico The Guardian, la campaña del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, ha anunciado la misma jornada que la principal asesora del postulante, Dana Remus, y el exasesor presidencial de EE.UU. Bob Bavarun harán un gran esfuerzo, sin precedentes en la historia del país norteamericano, para proteger al electorado.

“Podemos y seremos capaces de celebrar elecciones libres y justas este noviembre, y estamos implementando un esfuerzo sin precedentes de protección al votante con miles de abogados y voluntarios en todo el país para garantizar que la votación se desarrolle sin problemas”, ha dicho Remus a través de un comunicado.

Además, ha añadido que el programa responderá enérgicamente a los informes de supresión de votantes y contará con programas sólidos para contrarrestar tanto la información errónea como la desinformación.

 

Esta medida se produce en respuesta al hecho de que el presidente de EE.UU. y candidato a la reelección por el Partido Republicano, Donald Trump, ha señalado reiteradamente y sin pruebas que el voto por correo derivará en un fraude en los referidos comicios.

Asimismo, ha tratado de reducir la eficacia del sistema del Servicio Postal de EE.UU. adoptando varias medidas para que la distribución de los votos entre la población no se lleve a cabo con regularidad.

El magnate neoyorquino ha declarado en varias ocasiones que las elecciones estadounidenses están manipuladas y también, pese a que sufragar dos veces es un delito, ha instado a sus partidarios a votar en dos ocasiones el día de las elecciones: una por correo y otra en persona, para asegurarse de que se cuente su sufragio.

Los expertos en temas electorales y estrategas de todo el espectro político temen cada vez más que se dé la posibilidad de que el actual presidente de EE.UU. cuestione abiertamente la legitimidad de los resultados de los comicios o se niegue a ceder su cargo a su rival demócrata.

mrp/anz/mjs