• Cubren verjas de la Casa Blanca con fotos de víctimas del racismo
Publicada: viernes, 26 de junio de 2020 9:21
Actualizada: sábado, 27 de junio de 2020 2:27

Los manifestantes contra la violencia policial cubren las vallas metálicas que rodean la Casa Blanca con las fotos de víctimas de la violencia policial en EE.UU.

Los manifestantes por el asesinato de George Floyd —un afroamericano que murió a manos de la Policía de Estados Unidos— han convertido las nuevas vallas que rodean la Casa Blanca en un sitio conmemorativo, dedicado a los hombres y mujeres negros que han muerto por la violencia policial y el racismo.

Durante este fin de semana, los manifestantes colgaron imágenes de Floyd, Breonna Taylor, Tamir Rice y muchas otras víctimas, así como carteles con lemas antirracistas y pancartas de Black Lives Matter (las vidas negras importan).

Según los medios de prensa, ahora las vallas de la Casa Blanca están cubiertas con carteles que dicen: “¡Advertencia, más protestas están en camino!”, “Cuidado con la vida de los negros”, “Un camino difícil hacia la igualdad de derechos” y “Listos para acabar con el racismo”.

 

Desde el pasado 25 de mayo, varias ciudades de EE.UU. han sido escenario de masivas protestas después de que Floyd muriera a manos de un policía blanco en la ciudad de Mineápolis. Su muerte reavivó la ira del pueblo por los asesinatos de negros cometidos por agentes del orden y reabrió heridas profundas por la desigualdad racial presente en el país norteamericano.

Estas protestas se intensificaron, no obstante, después de que los medios informaran unos días después de que unos agentes dispararon a otro afroamericano en el estado de Georgia. Sin embargo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, no intenta calmar las protestas, sino que amenaza con dar la orden de disparar contra los indignados si no cesan las marchas.

La brutalidad policial en EE.UU., sobre todo contra la comunidad afroamericana y otras minorías, ha suscitado críticas de diversas organizaciones pro derechos civiles, ya que aseguran que la comunidad afroamericana es blanco de una grave e incesante ola de abusos en la que está involucrada la Policía.

mrz/ktg/tqi/hnb