• Vista general del edificio del Congreso de Estados Unidos en Washington D.C.
Publicada: jueves, 12 de diciembre de 2019 1:24
Actualizada: viernes, 13 de diciembre de 2019 0:39

El Comité del Senado de Estados Unidos apoya imponer sanciones a Turquía por su ofensiva contra Siria, así como por la compra de los sistemas S-400 rusos.

El Comité de Asuntos Exteriores del Senado de EE.UU. ha aprobado este miércoles, con 18 votos a favor y 4 en contra, un proyecto de ley para imponer sanciones contra el Gobierno de Ankara por la compra de los sistemas de defensa aérea S-400 a Rusia.

Además, la medida restrictiva de Washington responde a la ofensiva lanzada el pasado 9 de octubre por Ankara contra Siria para, supuestamente, alejar a las fuerzas kurdas de su frontera y establecer una “zona segura” en el noreste sirio.

Ahora es el momento de que el Senado se una y aproveche esta oportunidad para cambiar el comportamiento de Turquía”, ha declarado el presidente de dicho Comité, el senador republicano Jim Risch.

El lunes, los congresistas estadounidenses apoyaron, además, la eliminación de Turquía del programa de F-35 debido a la compra de los S-400 rusos, y pidieron al Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) que no transfiera la propiedad intelectual, los datos técnicos o el soporte material de los referidos cazas, a fin de impedir que Ankara obtenga el conocimiento necesario al respecto.

LEER MÁS: Trump propuso a Erdogan acuerdo millonario a cambio de S-400 rusos

 

Por su parte, el senador demócrata Robert Bob Menéndez ha publicado la misma jornada un mensaje en su cuenta en la red social Twitter, en el que ha arremetido contra Turquía por sus acciones “inaceptables”.

“Las acciones de Turquía durante el año pasado son realmente inaceptables (…) Este proyecto de ley deja en claro a Turquía que su comportamiento respecto a Siria es inaceptable, y su compra del sistema S-400 es insostenible”, ha agregado.

LEER MÁS: Al-Asad: Todas las fuerzas de Turquía y EEUU deben abandonar Siria

Ankara y Washington han pasado por largos desacuerdos desde 2017 por la decisión de Turquía de comprar los sistemas S-400, que Estados Unidos afirma que representan una amenaza para los aviones de combate F-35.

Moscú y Ankara finalizaron un acuerdo sobre la entrega del S-400 en diciembre de 2017.

Ankara trata de impulsar su poder defensivo, particularmente después de que Washington decidiera en 2015 retirar su sistema de misiles Patriot de la frontera turca con Siria, una medida que debilitó la defensa aérea de Turquía.

fmk/anz/nlr/alg

Comentarios