• El petrolero Grace 1, cargado con crudo iraní, en las aguas de Gibraltar, 15 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 16 de agosto de 2019 4:59

EE.UU. recurre a restricciones a la tripulación del petrolero con crudo iraní tras fracasar en su campaña de amenazas para que Gibraltar no liberara Grace 1.

A través de un comunicado emitido el jueves, el Departamento de Estado estadounidense amenazó con prohibir la emisión de visas para la tripulación del petrolero Grace 1, después de que la Justicia de Gibraltar le permitiera abandonar su territorio, donde estaba retenido desde principios del pasado julio.

LEER MÁS: Amature: Liberación de Grace 1, fiasco total para EEUU y R. Unido

El texto vuelve a realizar las acusaciones infundadas y ya rechazadas por Teherán afirmando que a juicio de Washington, el buque cisterna ayudaba al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán para transportar petróleo desde el país persa a Siria.

“Las tripulaciones de barcos que ayuden a los Guardianes de la Revolución llevando petróleo desde Irán podrían quedar sin derecho a visas o a ser admitidos en el territorio estadounidense”, reza la nota.

Las tripulaciones de barcos que ayuden a (Cuerpo de) Guardianes de la Revolución (Islámica de Irán) llevando petróleo desde Irán podrían quedar sin derecho a visas o a ser admitidos en el territorio estadounidense”, según un comunicado del Departamento de Estado de EE.UU.

De la misma manera, la Cartera estadounidense se dirigió a la comunidad marítima diciendo que Washington tiene la intención de “revocar las visas concedidas a los miembros de tripulaciones de este tipo”.

Las autoridades de Gibraltar decidieron el jueves liberar el superpetrolero Grace 1 después de 42 días. El superpetrolero fue capturado el 4 de julio por la Marina Real británica en aguas españolas del estrecho de Gibraltar, bajo la sospecha de que la embarcación violaba las sanciones de la Unión Europea (UE) al transportar crudo a Siria. Las autoridades persas denunciaron la incautación como un acto de piratería.

Teherán recalca que la incautación de Grace 1 se produjo a petición de Estados Unidos en el marco de su objetivo de “reducir a cero” las exportaciones petroleras iraníes como parte de sus sanciones extraterritoriales contra el país persa.

Cuando la Justicia gibraltareña se encaminaba a liberar el Grace 1, EE.UU. solicitó a Gibraltar que mantuviera retenido al superpetrolero, pero fue en vano, ya que el barco fue liberado por no haber pruebas de que hubiera infringido las sanciones contra Siria.

Tras la decisión de las autoridades de Gibraltar de liberar el tanquero, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, recordó que la retención del petrolero fue 100 por ciento ilegal.

ftn/ktg/hnb

Comentarios