• Manifestantes convocan condenar a los autores del asesinato del afroamericano Eric Garner ante el Departamento de Justicia de EE.UU., en Washington.
Publicada: martes, 16 de julio de 2019 18:00
Actualizada: jueves, 18 de julio de 2019 6:35

La Justicia de EE.UU. se niega a condenar al policía que asfixió y mató al afroamericano Eric Garner hace casi cinco años en Nueva York.

El fiscal federal del distrito neoyorquino de Brooklyn, Richard Donoghue, ha anunciado este martes que no presentará cargos criminales contra el agente de Policía de raza blanca Daniel Pantaleo por la muerte del civil Eric Garner, ocurrida durante un arresto en 2014.

Mientras comparecía ante la prensa en Nueva York (noreste), en presencia de la familia de Garner, el fiscal ha justificado, además, que las evidencias eran “insuficientes” para presentar cargos contra el oficial y demostrar en un juicio que hubo una “mala conducta intencionada”.

El 17 de julio de 2014, el policía Pantaleo fue grabado en un vídeo, en la ciudad de Nueva York, aplicando una llave de estrangulamiento a Garner. Este hombre, de 43 años y de raza negra, gritó: “¡No puedo respirar!”, hasta en once ocasiones antes de perder el conocimiento y fallecer.

El citado incidente desató, sin embargo, masivas protestas a lo largo de EE.UU. contra el uso de la fuerza excesiva por parte de la Policía, especialmente con los negros, e impulsó el movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

LEER MÁS: Policía de EEUU reprime protesta en aniversario del asesinado del afroamericano Garner

 

Esta noticia sobre la decisión de la entidad federal se da a conocer justo un día antes del quinto aniversario de la muerte de Garner, una fecha que marca el límite de tiempo del que disponía el Departamento de Justicia de EE.UU. para presentar posibles cargos contra el oficial.

El anuncio del fiscal ha provocado, no obstante, indignación entre los afroamericanos y la familia de Garner. “Lo mataron en la calle y el policía que lo mató sigue en el cuerpo”, ha lamentado la hija del fallecido en la puerta de la Fiscalía federal en Brooklyn. “Cinco años después no quiero entrar en una sala para que me den las condolencias. Lo que quiero es que se haga justicia con mi padre”, ha agregado.

La brutalidad de la Policía de EE.UU., sobre todo contra los afroamericanos y miembros de otras minorías, ha convertido al país norteamericano en escenario de masivas protestas, así como en blanco de críticas de diversas organizaciones pro derechos civiles.

LEER MÁS: Comunidades de color en EEUU, víctimas de brutalidad policial

myd/anz/rba

Comentarios