• Un avión de combate F-35 se prepara para despegar desde el portaaviones USS Abraham Lincoln (CVN-72).
Publicada: martes, 21 de mayo de 2019 9:43
Actualizada: martes, 21 de mayo de 2019 12:47

Un informe advierte que una posible guerra estadounidense con Irán sería el peor de los atolladeros a los que se ha enfrentado EE.UU. y cualquier otro país.

El analista militar estadounidense Max Boot, en un artículo publicado el lunes en el rotativo The Washington Post, advierte a Estados Unidos que una posible guerra con Irán sería una “muy mala idea” y una guerra que Washington no puede ganar.

“No veo ninguna opción militar decisiva o de bajo costo. En su lugar lo que veo es la madre de todos los atolladeros: un conflicto que hará que la Guerra de Irak (2003) —que ya me arrepiento mucho de haberla apoyado— sea como un paseo”, escribe.

Boot además recuerda que Irán posee avanzados sistemas antimisiles S-300 y de atacar al país persa la Fuerza Aérea de EE.UU. (USAF, por sus siglas en inglés) se enfrentaría por primera vez a baterías antimisiles sofisticadas por lo que habría muchas bajas entre los pilotos y aviones de guerra estadounidenses.

Tambien resalta lo inútil que sería una campaña de ataques aéreos contra Irán ya que no conseguiría nada y recuerda, además, que para una posible invasión terrestre del país persa se necesitaría de al menos 1.6 millones de tropas estadounidenses y cientos de miles de millones de dólares, algo simplemente no posible, y esto sin considerar el hecho de que las fuerzas iraníes están bien capacitadas para defender su país.

Del mismo modo, recuerda que Irán dispone de un sinfín de opciones a la hora de responder a ataques estadounidenses y además de atacar a las fuerzas de EE.UU. involucradas directamente en la guerra puede realizar operaciones contra intereses de Washington y sus aliados tanto en la región como en otras partes del planeta por lo que, en total, atacar a Irán no es una buena idea.

No veo ninguna opción militar decisiva o de bajo costo. En su lugar lo que veo es la madre de todos los atolladeros: un conflicto que hará que la Guerra de Irak (2003) —que ya me arrepiento mucho de haberla apoyado— sea como un paseo”, escribe el analista militar estadounidense Max Boot, en un artículo publicado en el rotativo The Washington Post.

 

Washington ha crispado la tensión con Irán con el anuncio, a comienzos de este mes, del envío al Oriente Medio del portaviones nuclear USS Abraham Lincoln (CVN-72), junto con una unidad de bombarderos, para, como dijeron mandar una “clara” advertencia a Teherán.

Las Fuerzas Armadas iraníes han desestimado la retórica belicista estadounidense, calificándola de mera “guerra psicológica”, y aseguran que EE.UU. no se atreverá a entrar en una guerra sobre el terreno con el país persa.

No obstante, en Estados Unidos existe el temor de que las medidas belicistas acaben por causar un conflicto, en el cual el perdedor sería EE.UU., por lo que advierten contra los esfuerzos de ciertas autoridades estadounidenses para elevar las tensiones con Irán.

hgn/rha/msm/alg

Comentarios