• Sistema de misiles antiaéreos S-400 de Rusia con capacidad de destruir objetivos hipersónicos, Moscú, Rusia, 22 de agosto de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 19 de enero de 2019 10:53
Actualizada: sábado, 19 de enero de 2019 13:14

Rusia probó con éxito su nuevo sistema de misiles antisatélites en diciembre, según fuentes familiarizadas con un informe de Inteligencia estadounidense.

El sistema PL-19 Nudol de Rusia, enfocado principalmente en defensa antisatélites, fue probado dos veces con éxito en 2018 y en la última ocasión, concretamente el pasado 23 de diciembre, fue disparado desde un lanzador móvil, según una de las fuentes citada el viernes bajo condición de anonimato por la cadena estadounidense CNBC que hacía referencia a un informe de la Inteligencia de EE.UU.

En lo que ha sido la séptima prueba de dicho sistema, el misil voló por 17 minutos y cubrió un recorrido de 1864 millas antes de amerizarse en la zona objetivo, informó el portal web de la cadena norteamericana.

Esta información se publica poco después de que el informe llamado “Revisión de la Defensa de Misiles” (MDR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) consideró de “amenaza” a Rusia, China, Corea del Norte e Irán, por sus capacidades balísticas y antisatélites.

“Rusia está desarrollando una amplia gama de capacidades antisatélites, incluyendo misiles lanzados desde tierra y armas de energías dirigidas; y continúa lanzando satélites ‘experimentales’ que llevan a cabo actividades sofisticadas en órbita para avanzar en capacidades contraespaciales”, ha precisado al respeto el informe de la Defensa estadounidense.

Rusia está desarrollando una amplia gama de capacidades antisatélites, incluyendo misiles lanzados desde tierra y armas de energías dirigidas; y continúa lanzando satélites ‘experimentales’ que llevan a cabo actividades sofisticadas en órbita para avanzar en capacidades contraespaciales”, ha precisado al respeto el informe de la Defensa estadounidense.

 

Mientras tanto, el Centro Nacional de Inteligencia Aeroespacial (NSIAC, por sus siglas en inglés) de la Fuerza Aérea de EE.UU., reveló en diciembre pasado que la ventaja defensiva de EE.UU. se está reduciendo frente a países emergentes, como China y Rusia.

Asimismo, detalló que el número de satélites de inteligencia foráneas se ha triplicado en las últimas dos décadas hasta alcanzar los 300 dispositivos en órbita en la actualidad, mientras que EE.UU. posee 353 de dichos satélites en órbita.

Al presentar el jueves el MDR, el presidente estadounidense, Donald Trump, consideró al espacio como un nuevo “campo de batalla”, “con la fuerza espacial abriendo el camino, por el que se propone incluir en el presupuesto el desarrollo de un nuevo sistema de capa de defensa de misiles con base en el espacio, que será dedicado tanto a la defensa como a ataques militares”.

Trump ordenó en junio al Pentágono “crear la Fuerza Espacial, como sexta rama de las Fuerzas Armadas” estadounidenses. De ser implementado, el plan infringirá el tratado sobre el espacio ultraterrestre firmado en 1967 por más de cien países, incluido el mismo EE.UU., que prohíbe la militarización del espacio.

ahn/ktg/hnb/msf

Comentarios