• Las llamadas Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) y tropas de EE.UU. en la provincia de Al-Hasaka, Siria, 4 de noviembre de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 19 de diciembre de 2018 19:13
Actualizada: jueves, 20 de diciembre de 2018 2:45

Un mando militar del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) ha revelado que Washington planea trasladar a Irak su contingente desplegado en Siria.

“2130 miembros de la unidad especial del Ejército estadounidense saldrán de Siria en los próximos días y estarán estacionados en la ciudad de Erbil (capital del Kurdistán autónomo iraquí)”, ha dicho hoy miércoles el alto mando norteamericano a la cadena de televisión estadounidense en lengua árabe Alhurra.

El responsable militar ha agregado que, pese al anuncio del comienzo de la retirada total de las tropas estadounidenses de Siria, Washington “está trabajando con sus socios en Siria como antes”.

Paralelamente, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha confirmado el comienzo del abandono completo del país árabe por los militares estadounidenses.

Un alto funcionario de EE.UU. ha dicho también hoy a la agencia británica de noticias Reuters que todo el personal del Pentágono desplegado en Siria será evacuado en 24 horas, y que las fuerzas norteamericanas se retirarán por completo en un período de 60 a 100 días.

2130 miembros de la unidad especial del Ejército estadounidense saldrán de Siria en los próximos días y estarán estacionados en la ciudad de Erbil (capital del Kurdistán autónomo iraquí)”, ha dicho un alto mando militar del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono).

 

Estados Unidos tiene cerca de 2000 soldados en Siria, la mayoría en el norte del país, colaborando con milicias kurdas. Otra parte de las fuerzas estadounidenses se encuentra en la base de Al-Tanf, ubicada en la zona fronteriza entre Siria, Irak y Jordania.

Las autoridades sirias han protestado en reiteradas ocasiones por la presencia en su territorio de fuerzas estadounidenses, concretamente en Al-Tanf, y han aseverado que Washington ha creado un “agujero negro” a fin de frenar el avance del Ejército sirio frente a los terroristas.

En diciembre del año pasado se reveló que Washington había empleado su base de Al-Tanf para entrenar a centenares de miembros del grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe) para crear nuevas facciones que luchasen contra el Gobierno sirio.

El repliegue se ha anunciado ahora al mismo tiempo que Turquía se prepara para lanzar una nueva ofensiva transfronteriza contra las milicias kurdas.

snz/mla/myd/mjs