• El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), y el premier israelí, Benjamín Netanyahu, en Nueva York, 26 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 7 de diciembre de 2018 9:51
Actualizada: viernes, 7 de diciembre de 2018 10:31

La alianza tripartita de Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí contra Irán se encuentra en una situación “precaria”, señala un académico iraní.

En un artículo publicado el miércoles por la agencia estadounidense de noticias NBC News, el fundador y actual presidente del Consejo Nacional Iraní Americano (NIAC, por sus siglas en inglés), Trita Parsi, indicó que la estrategia del presidente de EE.UU., Donald Trump, de aliarse con los Al Saud y el régimen de Israel para estrangular a Irán “está en riesgo”.

En primer lugar, Parsi se refirió al asesinato, en octubre pasado, del periodista opositor Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en la ciudad turca de Estambul, y subrayó que tras este crimen las relaciones entre Washington y Riad han enfrentado una de las mayores crisis de su historia.

Si bien “EE.UU. por mucho tiempo había cerrado los ojos ante el papel saudí en propagar el terrorismo en la región, pero el vergonzoso apoyo de Trump al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, quien —según la CIA (siglas en inglés de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense)— dio la orden del asesinato de Khashoggi, se podría considerar indignante”, dijo el académico.

Si bien EE.UU. por mucho tiempo había cerrado los ojos ante el papel saudí en propagar el terrorismo en la región, pero el vergonzoso apoyo de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, quien —según la CIA (siglas en inglés de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense)— dio la orden del asesinato de Khashoggi, se podría considerar indignante”, dijo el fundador y actual presidente del Consejo Nacional Iraní Americano (NIAC, por sus siglas en inglés), Trita Parsi.

 

Tras el escandaloso caso de Khashoggi, que ha provocado una presión internacional sin precedentes contra el príncipe heredero saudí, los demócratas no van a dejar que Trump siga en ese mismo rumbo en las relaciones con los saudíes, indicó Parsi.

En esta misma línea, el presidente de NIAC recalcó que muchos legisladores y políticos estadounidenses han manifestado su repudio por las violaciones de derechos humanos en el reino árabe, así como la complicidad de Washington con Riad en la agresión a Yemen. Arabia Saudí, a su vez, ha reducido la producción del petróleo, un hecho que desafía la estrategia de Trump para detener la exportación de crudo iraní, agregó.

Por otra parte, Parsi hace alusión al rol del premier israelí, Benjamín Netanyahu, en las políticas antiraníes de Trump. “Netanyahu ha sido un canal central para la relación entre Bin Salman y el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, quien además ayudó a allanar el camino para estrechar coordinaciones entre Arabia Saudí, Israel y EE.UU. para ponerse en contra de Irán”.

Si bien es improbable que la próxima figura cambiaría la postura de Israel hacia Irán, pero es posible que no apoyara las políticas de (el príncipe heredero saudí, Muhamad) Bin Salman y (el presidente de EE.UU., Donald) Trump tan incondicional como lo hace (el premier israelí, Benjamín) Netanyahu. Tal escenario podría causar una gran ruptura en la alianza tripartita EE.UU.-Israel-Arabia Saudí”, señaló el fundador y actual presidente del Consejo Nacional Iraní Americano (NIAC, por sus siglas en inglés), Trita Parsi.

 

No obstante, la futura política de Netanyahu está en peligro, pues la policía israelí dice contar con pruebas que confirman la implicación del premier en delitos de recepción de sobornos entre otros delitos, y ha pedido que Netanyahu sea imputado.

Ante la posibilidad de la destitución de Netanyahu y la celebración de elecciones anticipadas, Parsi dice que “si bien es improbable que la próxima figura cambiaría la postura de Israel hacia Irán, pero es posible que no apoyara las políticas de Bin Salman y Trump tan incondicional como lo hace Netanyahu. Tal escenario podría causar una gran ruptura en la alianza tripartita”.

La posición política del propio presidente estadounidense también está en peligro, pues en las elecciones de mitad de mandato celebradas en noviembre pasado, los demócratas se hicieron con la Cámara de Representantes; un revés para Trump que complica sus perspectivas para el resto de su mandato.

Hay la posibilidad que los demócratas investiguen todo sobre Trump, cuestionen los nexos de Washington con Riad y estudien su política hacia Teherán, pues el inquilino de la Casa Blanca al verse obligado a defenderse a sí mismo en casa, quizás no sería capaz de continuar dando prioridad a Irán.

mnz/ktg/ask/hnb

Comentarios