• El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla con los afectados por el huracán Michael en Georgia, 15 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 18 de octubre de 2018 11:57
Actualizada: jueves, 18 de octubre de 2018 18:24

El presidente estadounidense amenaza con cerrar la frontera sur y desplegar su Ejército en la zona si México no detiene el “embate” de migrantes hacia EE.UU.

A través de su cuenta en Twitter, Donald Trump ha acusado a los Gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador de “hacer muy poco para impedir que ese gran flujo de personas, incluidos muchos criminales, entre a EE.UU. a través de México”, en alusión a una gran “caravana” de migrantes que se dirige hacia su país desde dichos Estados centroamericanos.

El mandatario ha culpado al Partido Demócrata de esta situación por oponerse a su política de un control más duro de la frontera.

Ante este panorama, se ha dirigido a las autoridades mexicanas y ha expresado su esperanza de que el país vecino detenga a ese grupo de migrantes que se dirige hacia EE.UU. desde estos países centroamericanos, a los que había amenazado previamente con cortar su asistencia económica si no toman medidas para frenarlos.

“Además de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque, y si no puedo hacerlo, llamaré al Ejército de EE.UU. y cerraré nuestra frontera sur”, ha alertado el magnate republicano.

Además de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque, y si no puedo hacerlo, llamaré al Ejército de EE.UU. y cerraré nuestra frontera sur”, alerta el presidente de EE.UU., Donald Trump, en alusión a Guatemala, Honduras y El Salvador.

Trump ha calificado como un “asalto” la situación de la zona limítrofe y explica que el flujo de “elementos criminales y drogas” es mucho más importante para él que las cuestiones de comercio.

Las declaraciones del inquilino de la Casa Blanca se refieren a una caravana de más de 3000 migrantes que partieron el pasado 13 de octubre a pie desde la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, hacia la frontera con Guatemala para llegar a EE.UU.

El magnate ya ha advertido de que cualquier persona que entre ilegalmente en EE.UU. tiene que enfrentarse a consecuencias de entrar sin permiso en este territorio y no ha descartado volver a aplicar la política de separaciones familiares que tanta polémica levantó el pasado mes de junio, cuando más de 2500 menores fueron separados de sus padres.

El jefe de Estado norteamericano repite así sus amenazas del pasado mes de abril, cuando una caravana, compuesta por unas 1500 personas procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, alcanzó la frontera de EE.UU. con México.

tmv/ktg/fmk/mjs

Comentarios