• Vista aérea del edificio del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono).
Publicada: domingo, 2 de septiembre de 2018 2:28

EE.UU. anunció la cancelación de una ayuda de 300 millones de dólares a Paquistán, tras acusar a Islamabad de “negarse a combatir a los grupos militantes”.

“Debido a la falta de acciones decididas (de Paquistán) en apoyo a la Estrategia del Sur de Asia, los 300 millones de dólares restantes han sido reasignados”, indicó el sábado el portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono), el teniente coronel Kone Faulkner.

En lo que supone un golpe a los lazos bilaterales, estos fondos de apoyos será gastado ahora en “otras prioridades urgentes”, tan pronto lo apruebe el Congreso de Estados Unidos, agregó Faulkner, al recordar que esta cifra se suma a los 500 millones de dólares destinados a Paquistán y que fueron reasignados este mismo año.

Washington acusa a Islamabad de dar albergue a los dirigentes del grupo armado Talibán que luchan contra el Gobierno de Afganistán; un señalamiento rechazado por Paquistán.

Debido a la falta de acciones decididas (de Paquistán) en apoyo a la Estrategia del Sur de Asia, los 300 millones de dólares restantes han sido reasignados”, indica el portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono), el teniente coronel Kone Faulkner.

 

De acuerdo con analistas, el recorte de fondos supone una medida de presión contra el país asiático, previo a una visita del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo a Islamabad (capital paquistaní).

“(los estadounidenses) están apretando (a los paquistaníes) porque saben que ahora son vulnerables y probablemente esperan que Paquistán pida un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI)”, sostuvo Sameer Lalwani, codirector del programa para el sur de Asia del Centro Stimson, con sede en Washington (EE.UU.).

La Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, congeló en enero pasado 2000 millones de dólares en ayuda militar a Paquistán, al que acusó de respaldar el terrorismo en Afganistán. En respuesta, Islamabad suspendió la “cooperación de inteligencia y de defensa” con Washington.

A principios de año, la embajadora de Paquistán en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Maleeha Lodhi, exhortó a EE.UU. a no evadir sus responsabilidades en Afganistán en lugar de acusar a Paquistán de desestabilizar al país vecino.

ahn/ncl/fdd/alg

Comentarios