• El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), y el líder norcoreano, Kim Jong-un (izda.), firman documentos, 12 de junio de 2018.
Publicada: miércoles, 13 de junio de 2018 0:17
Actualizada: miércoles, 13 de junio de 2018 2:46

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, acordaron en su encuentro del martes terminar con las acciones hostiles.

En su primer anuncio sobre la histórica cumbre entre los dos mandatarios, la Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés) ha informado este miércoles de que Kim exigió la suspensión de los simulacros como parte de las negociaciones de desnuclearización.

De hecho, durante la conferencia de prensa posterior a su cumbre en el lujoso hotel Capella de la isla Sentosa, en Singapur, Trump anunció la interrupción de los ejercicios anuales que realizan Washington y Seúl desde hace varios años.

Sin embargo, el Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) parecía desconocer lo acordado, que también va en contra del pilar de la campaña del Secretario de Defensa, James Mattis, para hacer que las tropas estadounidenses estén más preparadas para el combate.

En este sentido KCNA escribe que Kim le dijo a Trump que era “urgente” que Pyongyang y Washington detuvieran “acciones militares irritantes y hostiles entre sí”.

Kim Jong-un invitó a Trump a visitar Pyongyang en un momento oportuno, y Trump invitó a Kim Jong-un a viajar a Estados Unidos”, informa la Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés).

 

Además, Kim invitó al presidente estadounidense a visitarlo en Pyongyang y él mismo aceptó viajar a Estados Unidos. “Kim Jong-un invitó a Trump a visitar Pyongyang en un momento oportuno, y Trump invitó a Kim Jong-un a viajar a Estados Unidos”, añade el medio estatal KCNA.

Persisten numerosas incógnitas respecto a la cumbre entre los dos dirigentes, ya que en casi un año y medio de Gobierno, el inquilino de la Casa Blanca ha dado la espalda al acuerdo climático de París, firmado por más de 190 países, al acuerdo nuclear de Irán, que fue ratificado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y a casi todos los acuerdos comerciales internacionales de Estados Unidos, creando un clima de desconfianza a su alrededor.

Las negociaciones sobre la desnuclearización de la península coreana estaban estancadas desde que Corea del Norte abandonó en 2009 los diálogos de los Seis (Rusia, China, Japón, Estados Unidos, las dos Coreas) por la decisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de imponerle nueva sanciones. El Grupo de los Seis se creó tras la retirada de Pyongyang del Tratado de No Proliferación (TNP) de Armas Nucleares en 2003. 

aaf/mjs/nii/

Comentarios