• Donald Trump, presidente de EE.UU., habla en una rueda de prensa en Singapur, 12 de junio de 2018.
Publicada: martes, 12 de junio de 2018 8:40
Actualizada: martes, 12 de junio de 2018 10:05

El presidente de Estados Unidos dice que detendrá las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur, pero que mantendrá las sanciones contra Corea del Norte.

En una rueda de prensa celebrada hoy tras su cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur, Donald Trump, presidente de EE.UU. ha expresado la disposición de Washington para “abrir un nuevo capítulo” en sus relaciones con Pyongyang y agradecido al líder de Corea del Norte y a otros líderes regionales los esfuerzos realizados en “este día histórico”.

El magnate neoyorquino ha destacado que Kim se mostró firme en el inicio del proceso de desnuclearización de su país y sobre la decisión de destruir un sitio de pruebas de misiles. Trump ha comentado al respecto que el proceso de la desnuclearización será verificado y comenzará pronto, pero llevará mucho tiempo.

Al calificar de “francas, directas y productivas” las negociaciones que ha mantenido con Kim, informa de que se habló del tema de los derechos humanos, entre otros asuntos, y que “la próxima semana” tendrán más negociaciones.

Salí del JCPOA (acrónimo en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta), porque la desnuclearización es importante para mí”, ha señalado Donald Trump, presidente de EE.UU., sobre la salida de Washington del acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y el G5+1.

 

También se ha referido a su decisión de abandonar el acuerdo nuclear rubricado en 2015 entre Irán y el entonces G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), y ha justificado su medida.

“Salí del JCPOA (acrónimo en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta), porque la desnuclearización es importante para mí”, ha aducido. Trump ha enfatizado, además, que impondrá “sanciones brutales” contra Irán.

En otro momento de sus declaraciones ha mencionado la cumbre del Grupo de los Siete (G7), celebrada el domingo en Canadá, y la ha evaluado de “buena”, a pesar de que Washington se opuso al resto de los  países del grupo, que, de hecho, han prometido represalias contra los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio.

Trump ha expresado su enojo por las declaraciones que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, realizó tras la cumbre sobre una eventual guerra comercial entre los países afectados, y ha advertido de que sus comentarios le costarán “mucho” a Canadá.

En casi un año y medio de Gobierno, el inquilino de la Casa Blanca ha dado la espalda al acuerdo climático de París, firmado por más de 190 países, al acuerdo nuclear de Irán, que fue ratificado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y a casi todos los acuerdos comerciales internacionales de Estados Unidos, creando un clima de desconfianza a su alrededor.

msm/nii/

Comentarios