• Una protesta contra las políticas migratorias del presidente de EE.UU., Donald Trump, en Nueva York, 11 de febrero de 2017.
Publicada: sábado, 24 de febrero de 2018 0:12
Actualizada: sábado, 24 de febrero de 2018 1:47

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha vuelto a provocar este viernes una ola de críticas después de comparar a los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos con serpientes traicioneras que muerden y matan a quienes les tienden una mano.

En su intervención durante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por sus siglas en inglés), Trump ha leído un verso de la canción The Snake (La serpiente, en español), de Al Wilson, sobre un reptil enfermo que recompensa con un mordisco venenoso a la “mujer tierna” que le ayudó a recuperarse.

“’Te salvé’, gritó la mujer/ ‘Y me has mordido, pero ¿por qué?’/’Sabes que tu mordida es venenosa y ahora voy a morir’/’Oh cállate, mujer tonta’, dijo el reptil con una sonrisa/’Sabías muy bien que era una serpiente antes de que me llevaras’”, ha leído Trump de uno de los versos de la referida canción.

El inquilino de la Casa Blanca ha dicho que eso es lo que EE.UU. esta haciendo con su pueblo al dejar entrar a inmigrantes indocumentados en el país. “Le damos protección como nunca antes”, ha resaltado.

Trump también ha asegurado que una nación fuerte, como EE.UU., debe tener fronteras fuertes y ha prometido que los estadounidenses “tendrán el muro”.

’Te salvé’, gritó la mujer/ ‘Y me has mordido, pero ¿por qué?’/’Sabes que tu mordida es venenosa y ahora voy a morir’/’Oh cállate, mujer tonta’, dijo el reptil con una sonrisa/’Sabías muy bien que era una serpiente antes de que me llevaras’”, ha leído el presidente de EE.UU., Donald Trump, de uno de los versos de la canción The Snake de Al Wilson.

 

El magnate republicano ha aprovechado el evento para repasar los logros de los agentes de control migratorio y ha detallado que el año pasado ellos detuvieron a más de 100.000 extranjeros que habían cometido “miles de crímenes”. Asimismo, ha reforzado su rechazo a las jurisdicciones del país donde las autoridades se niegan a identificar a los indocumentados para su deportación.

Desde que Trump asumió las riendas del país, ha adoptado una postura mucho más dura con los inmigrantes y refugiados en comparación con su predecesor, Barack Obama.

A finales de septiembre, el presidente estadounidense emitió un decreto que impedía la entrada de viajeros provenientes de Siria, Libia, Irán, Yemen, Chad, Somalia, Corea del Norte y Venezuela a Estados Unidos.

Esta medida generó un aluvión de protestas en Estados Unidos, así como en otros países del mundo. Los que se oponen argumentan que la prohibición de Trump es “racista”, puesto que está dirigida contra los musulmanes y viola los derechos constitucionales de los migrantes y sus familiares. 

snz/ctl/mnz/mkh

Commentarios