• Los miembros de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) emplean el método del ahogamiento simulado para interrogar a un preso.
Publicada: domingo, 7 de febrero de 2016 10:57

El precandidato a la Presidencia de EE.UU. Donald Trump se mostró partidario de restablecer la tortura por simulación de ahogo y técnicas de interrogatorio "mucho peores", si llega a la Casa Blanca.

"Restablecería el ahogamiento simulado (waterboarding) y un infierno mucho peor que eso", aseveró Trump durante un debate televisado entre los candidatos republicanos, celebrado el sábado por la cadena ABC en Nuevo Hampshire, noreste de Estados Unidos.

Restablecería el ahogamiento simulado (waterboarding) y un infierno mucho peor que eso", aseveró el precandidato a la Presidencia de EE.UU. Donald Trump

Así, reiteró Trump las mismas afirmaciones presentadas el pasado mes de noviembre sobre el restablecimiento "absoluto" del ahogamiento simulado, un método de interrogación que fue instaurado por la Administración del presidente George W. Bush tras los atentados del 11 de septiembre y prohibido por el actual dignatario, Barack Obama, poco después de llegar al poder en 2009.

Sin embargo, el exgobernador de Florida Jeb Bush, hermano de George W. Bush, recordó que esa práctica fue prohibida y que mantener ese veto es lo "apropiado".

Los precandidatos del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos de izquierda: Jeb Bush, Marco Rubio, Donald Trump y Ted Cruz, debaten en Nuevo Hampshire, 6 de febrero de 2016.

 

Durante el octavo debate de los aspirantes del Partido Republicano, el magante neoyorquino criticó al Gobierno de Obama y opinó que EE.UU. tiene “un presidente que, como presidente, es totalmente incompetente. "Nuestro país se va al infierno", agregó.

Asimismo, dijo que posee el mejor perfil para llegar a la Casa Blanca y prometió fortalecer las filas del Ejército estadounidenses para que nadie pueda amenazar a sus conciudadanos. 

Lo más tuiteado del debate, a cuatro días antes de las elecciones primarias, fue el momento en que el multimillonario se enfadó con Jeb Bush durante un intercambio de palabras y le mandó callar, a lo que el público respondió con masivos abucheos.

El magante es conocido por sus comentarios contra los inmigrantes mexicanos, sus advertencias antiislámicas como espiar y cerrar algunas mezquitas, así como las acusaciones que hace contra personalidades tanto del Partido Republicano como del Demócrata.

Según los resultados de un sondeo realizado el pasado 22 de diciembre por la Universidad de Quinnipiac, en Connecticut (noreste de EE.UU.) el 50 % de los votantes se siente avergonzado al imaginar a Trump como su presidente.

bhr/ctl/msf

Comentarios