• Un Boeing 747 de la compañía aérea Iran Air, en el aeropuerto del Imam Jomeini, cerca de Teherán, capital persa.
Publicada: miércoles, 19 de diciembre de 2018 1:07

Irán denuncia que algunas compañías europeas se están negando a abastecer de combustible a los aviones persas debido a las sanciones de EE.UU.

“En la mayoría de los países europeos se niegan a suministrar combustible a los aviones iraníes y esto nos crea problemas, pero tenemos planes para superarlos”, ha explicado este martes el director de la Organización de Aviación Civil de Irán, Ali Abedzade.

Esto ocurre, señala, pese a que el espacio aéreo de Irán permanece abierto a todos los vuelos internacionales, incluidos los aviones estadounidenses. “El cielo de Irán está abierto a todos los países, excepto al régimen de Israel”.

Las compañías proveedoras de este servicio, no obstante, justifican su decisión argumentado las amenazas de sanciones de EE.UU.

“El objetivo de Washington es cortar los vuelos internacionales de las aerolíneas iraníes”, denuncia el responsable de la Aviación iraní.

En la mayoría de los países europeos se niegan a suministrar combustible a los aviones iraníes y esto nos crea problemas, pero tenemos planes para superarlos”, denuncia el director de la Organización de Aviación Civil de Irán, Ali Abedzade.

 

De momento, las principales aerolíneas europeas —British Airways, Air France, KLM, etc.— han suspendido sus vuelos a Irán por las presiones de Estados Unidos y el temor a sus medidas de castigo.

Por su parte, la presidenta ejecutiva de la compañía Iran Air, Farzane Sharafbafi, pidió ayer lunes a la Unión Europea (UE) que presione a la parte estadounidense para que permita la entrega a Teherán de los aviones Airbus.

El gigante aeronáutico europeo firmó en 2016 un contrato con la aerolínea persa Iran Air para la venta de 100 aviones de pasajeros, valorados en aproximadamente 19 mil millones de dólares, pero en enero de 2018 dicha empresa anunció que veía poco probables los negocios con Irán por las sanciones de EE.UU.

Desoyendo al mundo, EE.UU. salió en mayo del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1 (integrado en aquel entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y decidió reimponer sus sanciones a Irán. Y, desde la entrada en vigor de sus medidas punitivas, amenaza a cualquier compañía extranjera que siga activa en el mercado iraní.

myd/hnb/nii/

Comentarios