• Monte Toledo, el buque cisterna que transporta crudo iraní a Europa.
Publicada: martes, 8 de marzo de 2016 0:39

Por primera vez tras el levantamiento de sanciones antiraníes, un cargamento de 1 millón de barriles de crudo persa llegó a costas de Europa.

El petrolero Monte Toledo, de 275 metros de eslora, tras pasar un viaje de 17 días, comenzó el domingo sus trabajos de descarga del petróleo persa en la refinería de la Compañía Española de Petróleos S.A.U (CEPSA), en las proximidades de Algeciras.

Se trata de la primera entrega de petróleo iraní desde mediados del año 2012, cuando varios países occidentales, incluido Estados Unidos, empezaron a aplicar sanciones injustas contra el país persa por su programa de energía nuclear.

El petrolero Monte Toledo descarga en Algeciras (España) el primer cargamento de crudo iraní en Europa.

 

Además, otros tres buques se dirigen hacia Europa, a distintos puertos de Rumanía, Francia y del Mediterráneo, los cuales representan la vanguardia del regreso de Irán al mercado del petróleo en Europa.

Las exportaciones de petróleo de Irán, que superaban los 2,7 millones de barriles por día (bpd) en 2011, cayeron a poco más de 1 millón diario tras el endurecimiento de las sanciones occidentales.

Sin embargo, a raíz del levantamiento de las medidas antiraníes el pasado 16 de enero, varios países europeos han manifestado su deseo de reanudar el suministro de petróleo persa.

El pasado sábado, el director de la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC, por sus siglas en inglés), Seyed Mohsen Qamsari, anunció que espera aumenten las exportaciones petroleras de Irán a cerca de 2 millones de barriles diarios para finales del mes marzo.

La mayoría de los cargamentos petróleos podrían tener como destino Europa, ya que el país firmó entre enero y febrero contratos petroleros con la compañía española Cepsa y la francesa Total.

El presidente de la Petrolera francesa Total, Patrick Pouyanne (izda.) da la mano al presidente iraní, Hasan Rohani, durante una reunión en París, 28 de enero de 2016.

 

Cabe mencionar que tras la eliminación de las sanciones, la República Islámica —que posee las cuartas reservas mundiales de petróleo— decidió aumentar su producción en medio millón de barriles diarios.

Además, manifestó que tiene previsto elevar su producción a 1 millón bpd en un plazo de seis meses, para así recuperar su posición como segundo mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

myd/ncl/hnb