• Nuevos vídeos y fotos del interior de base de EEUU dañada por Irán
Publicada: jueves, 9 de enero de 2020 23:43
Actualizada: viernes, 10 de enero de 2020 2:31

Un nuevo vídeo muestra la destrucción y daños provocados por el ataque con misiles de Irán a una base militar de EE.UU. en el oeste de Irak.

La cuenta de Twitter de IntelSky, especializada en el seguimiento de aviones militares, ha publicado este jueves un vídeo del ataque con misiles de Irán contra la base estadounidense de Ain al-Asad, ubicada en la provincia de Al-Anbar, en el oeste de Irak.

En la grabación se ve cómo el sitio castrense, considerado la mayor base estadounidense en el territorio iraquí, ha sufrido daños materiales significativos. El vídeo además muestra áreas destruidas e incendiadas por el impacto de los misiles iraníes.

Previo a este vídeo, medios iraquíes han publicado varias fotografías del interior de la base estadounidense que fue golpeada con éxito el miércoles por la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.

Destrucciones generadas por ataque iraní contra la base estadounidense de Ain al-Asad, en Al-Anbar, en el oeste de Irak.

 

La publicación del vídeo y las fotos echa por tierra los alegatos del presidente de EE.UU., Donald Trump, de que “todo está bien” y ningún estadounidense resultó herido en el ataque iraní con misiles balísticos.

El miércoles, el CGRI lanzó misiles tierra-tierra contra la base Ain al-Asad, ocupada por las tropas norteamericanas desde la invasión de Irak en 2003, y una base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí, también en poder de los norteamericanos.

Destrucción generada por ataque iraní contra la base estadounidense de Ain al-Asad, en Al-Anbar, en el oeste de Irak.

 

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri, afirmó que “la orgullosa operación de la madrugada representa solo parte del poderío de las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán”.

La operación militar iraní se produjo después de que EE.UU. asesinara selectivamente la madrugada del viernes 3 de este mes al teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del CGRI, y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y varios de sus compañeros, cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad (capital iraquí).

 mkh/ncl/lvs/mjs