• El destructor iraní Sahand, de fabricación nacional, se incorpora a la Armada de Irán en una ceremonia en el puerto de Bandar Abas, en el sur del país.
Publicada: lunes, 26 de agosto de 2019 9:23

La Armada de Irán despliega en el golfo de Adén, en el océano Índico, una flota de buques, encabezada por el poderoso destructor de fabricación nacional Sahand.

Este grupo naval tiene la misión de garantizar la seguridad de navegación de la República Islámica de Irán en las aguas internacionales, ha anunciado este lunes el coordinador adjunto del Ejército iraní, el contralmirante Habibolá Sayari.

El alto mando castrense explica que la flota participará, además, como escolta de buques y petroleros iraníes en el mar de Omán y en el golfo de Adén.

“El destructor Sahand, junto con la nave portahelicópteros logístico Jark, forma parte de la 63.ª flota de la Armada de Irán”, añade el contralmirante Sayari. Precisa que se trata del primer viaje de larga distancia del buque.

El destructor Sahand, junto con la nave portahelicópteros logístico Jark, forma parte de la 63.ª flota de la Armada de Irán”, ha dicho el coordinador adjunto del Ejército iraní, el contralmirante Habibolá Sayari.

 

El destructor Sahand, de la clase Moy (Onda, en castellano), fue incorporado a la Armada iraní el pasado mes de diciembre.

LEER MÁS: ‘La Armada de Irán seguirá presente en aguas internacionales’

Sahand, el buque más avanzado de fabricación nacional de todo el oeste de Asia, es un barco de guerra furtivo que cuenta con tecnología más avanzada que la de su predecesor, el destructor nacional Yamaran.

Este nuevo buque de guerra rápido está equipado con lanzadores de torpedos, sistemas de misiles precisos superficie-superficie, cañones antiaéreos y misiles antisuperficie: capacidades que le permiten resistir eficazmente el ataque de barcos y aviones enemigos. Destaca, asimismo, por su gran capacidad de maniobrabilidad y resistencia en guerras antisubmarinas.

Irán, además de defender sus aguas territoriales, ha desempeñado también un destacado papel en la seguridad de las aguas internacionales, y hasta el momento ha enviado 58 flotas navales para combatir la piratería en el golfo de Adén, situado entre la región del Cuerno de África y la península arábiga.

LEER MÁS: Irán asegura tener habilidad para contener a enemigos en sus aguas

ftm/mkh/nii/

Comentarios