• La Armada de Irán recibe un destructor de fabricación nacional
Publicada: sábado, 1 de diciembre de 2018 5:46
Actualizada: sábado, 1 de diciembre de 2018 10:54

La Armada de Irán ha adquirido este sábado un destructor de fabricación nacional, llamado Sahand, que será desplazado a alta mar antes del 22 de marzo de 2019.

El destructor Sahand, de la clase Moj (Onda, en castellano), ha sido exhibido en una ceremonia celebrada en el puerto de Bandar Abás, en el sur de Irán, a la que ha asistido el comandante en jefe del Ejército del país persa, el general de brigada Abdolrahim Musavi.

Sahand, el buque más avanzado de fabricación nacional en Oriente Medio, es un barco de guerra furtivo que cuenta con una tecnología mucho más avanzada que su predecesor, el destructor nacional Yamaran.

El nuevo barco está equipado con lanzadores de torpedos, sistemas de misiles precisos superficie-superficie, cañones antiaéreos y misiles antisuperficie, capacidades que le permiten resistir eficazmente los ataques de barcos y aviones enemigos. Este buque de guerra rápido se caracteriza además por su gran capacidad de maniobrabilidad y de resistir en guerras antisubmarinas.

Sahand mide 96 metros de eslora, pesa 1300 toneladas y puede alcanzar la velocidad de 25 nudos (46.3 kilómetros por hora). El buque puede, además, navegar por las aguas libres hasta 150 días sin apoyo alguno.

Durante el anterior régimen (la monarquía dictatorial Pahlavi, respaldada por EE.UU.) la Fuerza Naval era nada más que un cuerpo armado dependiente, pero ha conseguido muchos logros desde la victoria de la Revolución Islámica (1979)”, subraya el comandante en jefe del Ejército de Irán, el general de brigada Abdolrahim Musavi.

 

En su intervención en el acto, el comandante en jefe del Ejército ha destacado avances de la Armada iraní durante las últimas cuatro décadas. “Durante el anterior régimen (la monarquía dictatorial Pahlavi, respaldada por EE.UU.) la Fuerza Naval era nada más que un cuerpo armado dependiente, pero ha conseguido muchos logros desde la victoria de la Revolución Islámica (1979)”, ha subrayado el alto cargo militar persa.

La Armada iraní recibió también el jueves dos nuevos submarinos de fabricación nacional, Qadir 942 y Qadir 955. Debido a su pequeño tamaño, estos sumergibles son difíciles de detectar por navíos enemigos, y se destacan además por su gran maniobrabilidad.

Irán, además de defender sus aguas territoriales, ha desempeñado también un destacado papel en salvaguardar la seguridad de las aguas internacionales, y hasta el momento ha enviado 58 flotas navales al golfo de Adén en el océano Índico, —situado entre la región del Cuerno africano y la península arábiga— para combatir la piratería.

La República Islámica de Irán ha conseguido importantes logros en la fabricación de diferentes armas y equipos militares, lo que pone de manifiesto que las sanciones antiraníes no han tenido efecto alguno.

ftm/ktg/fmk/hnb

Comentarios