• El destructor Sabalan de la Armada de Irán navega por el estrecho de Ormuz, 21 de julio de 2019. (Foto: IRNA)
Publicada: miércoles, 24 de julio de 2019 5:57
Actualizada: miércoles, 24 de julio de 2019 7:55

Un militar iraní asegura que el alto relieve del poderío de Irán ha cerrado paso a violaciones a su soberanía haciendo que nadie se atreva con el país persa.

“La Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) cuenta con una autoridad, poderío y soberanía total sobre las aguas del país, a las que tiene bajo su plena vigilancia, y no permitirá a ningún país a que invada las aguas territoriales bajo su control”, aseguró el martes el comandante de la Marina del CGRI, el contralmirante Alireza Tangsiri, en un acto público en el sur de Teherán (capital de Irán).

LEER MÁS: Irán vigila “todos buques de guerra de EEUU” en el Golfo Pérsico

Ese alto poderío de las fuerzas iraníes, prosiguió Tangsiri, ha hecho que nadie se atreva a inmiscuirse en los asuntos de la República Islámica, en un momento en que “Estados Unidos y el Reino Unido no permiten pronunciarse a los países ribereños del Golfo Pérsico”.

Según destacó Tangsiri, Irán presta una suma atención a sus fronteras acuáticas, que se extienden por unos 2200 kilómetros en el sur (costa del Golfo Pérsico) y cerca de 1200 kilómetros en el norte (costa del mar Caspio).

La Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) cuenta con una autoridad, poderío y soberanía total sobre las aguas del país, a las que tiene bajo su plena vigilancia, y no permitirá a ningún país a que invada las aguas territoriales bajo su control”, asegura el comandante de la Marina del CGRI, el contralmirante Alireza Tangsiri.

 

El contralmirante persa formuló tales advertencias, días después de que las fuerzas navales del CGRI detuvieran el petrolero con bandera británica Stena Impero por haber violado la ley marítima internacional cuando atravesaba el estrecho de Ormuz, situado en el Golfo Pérsico. 

A medida que sigue escalando las tensiones en esta región, mayormente por la presencia militar extranjera —en concreto de EE.UU.—, las autoridades iraníes han alertado que, pese a no abogar por una guerra, el costo de una agresión contra Irán será más alto de lo que puedan prever los potenciales agresores.

Irán, conforme subrayó el lunes el presidente Hasan Rohani, es el principal protector de la seguridad y de la libertad de navegación en el Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán, donde la presencia extrarregional, por contrario, crea inseguridad y socava el orden regional, según rechaza Teherán.

LEER MÁS: “Irán siempre ha garantizado la seguridad en el Golfo Pérsico”

Las fuerzas iraníes, asimismo, realizan operaciones marítimas de seguridad y contra el contrabando organizado en sus aguas. En un caso reciente, la Fuerza Naval del CGRI detuvo un buque en el Golfo Pérsico por contrabandear combustible.

tqi/krd/mkh

Comentarios