• El subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Hosein Salami.
Publicada: jueves, 11 de octubre de 2018 22:55
Actualizada: sábado, 13 de octubre de 2018 3:26

Un comandante iraní subraya el poderío de la República Islámica y asegura que el país persa nunca se rendirá ante planes hostiles y presiones de los enemigos.

“Somos más fuertes que nunca”, ha destacado este jueves el subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Hosein Salami.

Durante un discurso ofrecido en Teherán (capital persa), Salami ha denunciado las conspiraciones tramadas por los enemigos para socavar la economía del país; no obstante, ha recalcado que dichos planes hostiles han fracasado gracias a la resistencia de la nación iraní.

Al sostener que el aumento de la influencia de Irán ha enfurecido a EE.UU. y ha hecho que sus analistas busquen formas de contrarrestar la creciente influencia del país persa, el comandante iraní ha llamado a resistir aún más ante presiones de los enemigos.

Somos más fuertes que nunca”, declara el subcomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Hosein Salami.

 

Además, en otra parte de sus afirmaciones, Salami ha aseverado que los enemigos de Irán, al parecer, son poderosos, pero, según indica, están oxidados y desgastados por dentro.

La República Islámica ha denunciado en múltiples ocasiones que enfrenta una guerra mediática y económica, encabezada por Estados Unidos, producto de su furia por los logros regionales de Irán.

En esta misma línea, Washington ha impuesto duras sanciones contra el país persa y ha exigido a sus socios y aliados que pongan fin a sus importaciones de crudo iraní hasta antes del próximo mes de noviembre.

Ante esta situación, Irán además de desarrollar sus capacidades defensivas, especialmente la potencia de sus misiles, enfatiza que “hará fracasar” el plan de EE.UU. para evitar que el país persa venda su petróleo al extranjero.

Si bien, las autoridades iraníes han recalcado en reiteradas ocasiones que el poder militar del país persa no constituye amenaza alguna para la región o el mundo, ya que solo busca preservar su propia soberanía e integridad territorial.

fmk/lvs/fdd/mkh

Comentarios