• La comisión bilateral EE.UU.- Cuba sostuvo su primera reunión en La Habana el viernes 11 de septiembre de 2015.
Publicada: sábado, 12 de septiembre de 2015 17:28
Actualizada: domingo, 13 de septiembre de 2015 5:22

Cuba y EE.UU. trazaron el viernes la hoja de ruta hacia la normalización de sus relaciones en una agenda que incluye, no obstante, todo tipo de asuntos y diferencias en relación con los derechos humanos.

Ambas partes emitieron sendos comunicados donde que explican la hoja de ruta acordada en la primera reunión de la Comisión Bilateral reunida en La Habana, capital cubana, tras la apertura de las embajadas de ambos países: el viernes 14 de julio EE.UU. reabrió su delegación diplomática en Cuba.

Lo que hemos hecho es ponernos una agenda objetiva de cosas en las que podemos empezar a trabajar de inmediato los dos, con la idea de ofrecer resultados, de alcanzar determinadas metas, dijo la directora general para EE.UU. del Ministerio de Asuntos  Exteriores de Cuba, Josefina Vidal.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, en su comunicado, sobre la reunión en la que este país estuvo representado por el subsecretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Edward Alex Lee, indica que los diplomáticos acordaron un cronograma preliminar que se discutirá hasta finales de este año sobre asuntos esenciales como los derechos humanos, la lucha contra la trata de personas, reclamaciones, inmigración, combate al narcotráfico, entre otros.

Edward Alex Lee, subsecretario adjunto de Estado de EE.UU. para Asuntos del Hemisferio Occidental. 

 

En tanto, la Cancillería cubana, en su nota sobre el encuentro, que por su parte estuvo encabezado por la directora general para EE.UU del Ministerio de Asuntos  Exteriores, Josefina Vidal, precisa que “las delegaciones acordaron las funciones y el alcance de la labor de la Comisión Bilateral, así como la periodicidad de los próximos encuentros. También definieron los objetivos y los resultados esperados en el trabajo de la Comisión”.

En el encuentro, la delegación cubana insistió en que la devolución del "territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval en Guantánamo" y el levantamiento del bloqueo son requisitos "necesarios" para normalizar las relaciones.

Según el Ministerio de Exteriores cubano, La Habana y Washington trabajarán "de inmediato" en esa agenda que abarca la cooperación en diversas áreas que comprende también el diálogo en temas donde, no obstante, hay diferencias como los derechos humanos, la trata de personas... También abordarán el cambio climático o la lucha contra pandemias y otras amenazas a la salud mundial.

La directora general de Estados Unidos del Ministerio de Asuntos Exteriores de Cuba, Josefina Vidal Ferreiro.

 

Vidal, en una conferencia de prensa tras el encuentro, dijo que  la "búsqueda de solución a problemas pendientes" como las compensaciones que se reclaman ambos países también se incluye en la agenda pactada.

"Lo que hemos hecho es ponernos una agenda objetiva de cosas en las que podemos empezar a trabajar de inmediato los dos, con la idea de ofrecer resultados, de alcanzar determinadas metas", manifestó.

Sin embargo, esta hoja de trabajo ha omitido abordar el embargo contra la isla y otros temas que La Habana reclama para una plena “normalización” de las relaciones: la devolución de los terrenos de la Base Naval de Guantánamo, la suspensión de las transmisiones de radio y televisión con propagada dirigidos, de acuerdo con el Gobierno cubano, a la "desestabilización y subversión".

Al respecto, la diplomática cubana  reconoció que se trata de políticas que responden a "decisiones unilaterales" de EE.UU., por lo que su solución también es unilateral y además, depende del Congreso de EE.UU.

"Usted no puede poner en una agenda de dos Gobiernos algo que va más allá de sus posibilidades", explicó Vidal, quien recordó que la normalización puede tardar años, "y lo que hicimos hoy fue fijar la agenda de temas que queremos empezar a discutir en los próximos 10, 12, 14 o 16 meses".

Preguntada por la decisión anunciada el viernes por el presidente Barack Obama de prorrogar la aplicación a Cuba de la llamada Ley de Comercio con el Enemigo -estatuto de 1917- Vidal dijo que el foco de atención hay que ponerlo en el Congreso estadounidense "que debe dar pasos para levantar el bloqueo". 

Sobre el asunto de las compensaciones que Cuba reclama a EE.UU. por los daños que ha infligido el embargo y las que demanda Washington por las propiedades estadounidenses confiscadas por La Habana, Vidal catalogó el tema de "altamente complicado".

Consideró, asimismo, que se tiene que actualizar el monto de 121 000 millones de dólares que Cuba consideró por los daños económicos contra la isla, una cifra no tan lejos de los 117 mil millones de dólares que considera para el caso la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Por su parte, EE.UU. reclama unos 7 u 8.000 millones de dólares.

Las partes acordaron que la Comisión Bilateral de Cuba y Estados Unidos se reunirá de nuevo en la segunda quincena de noviembre. 

ncl/nii/msf

Comentarios