• Representante permanente alterna de Cuba ante las Naciones Unidas, Ana Silvia Rodríguez, habla en la Asamblea General de la ONU, 16 de octubre de 2016.
Publicada: martes, 9 de octubre de 2018 15:34
Actualizada: martes, 9 de octubre de 2018 16:51

La representante de Cuba ante la ONU condenó las medidas coercitivas de EE.UU. y destacó la necesidad de respetar la integridad territorial de las naciones.

“El bloqueo estadounidense contra Cuba continúa aplicándose hoy con rigor y aun en medio de esa adversa circunstancia, el pueblo de la isla está enfrascado en la construcción de una nación socialista próspera, democrática y sostenible”, expresó el lunes la representante permanente de Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ana Silvia Rodríguez.

Asimismo, señaló la necesidad de cambiar el actual orden internacional, el cual, a su juicio, es injusto y desigual, además de abogar por que se respete la soberanía e integridad territorial de los Estados.

Al respecto, la embajadora rechazó la imposición de medidas coercitivas unilaterales contra los países en desarrollo, exigiendo poner fin al colonialismo y la corrupción provenientes del exterior, en particular, las medidas unilaterales estadounidenses contra Cuba, que datan de hace más de 50 años.

“Con la fuerza de la justicia, la moral y la verdad y el apoyo de la comunidad internacional, exigimos una vez más el levantamiento de esa cruel política, que constituye una violación del derecho internacional y de los derechos humanos de todos los cubanos y cubanas”, declaró.

De igual modo, condenó las amenazas con recurrir al uso de la fuerza en las relaciones internacionales y pidió que no se injiera en los asuntos internos de los Estados, una solicitud que fue directamente formulada a Estados Unidos.

A continuación, destacó que mantener la estabilidad, la paz y la seguridad internacionales de un Estado precisa el respeto a su sistema político, económico y social por parte del resto de naciones.

El bloqueo estadounidense contra Cuba continúa aplicándose hoy con rigor y aun en medio de esa adversa circunstancia, el pueblo de la isla está enfrascado en la construcción de una nación socialista próspera, democrática y sostenible”, expresó la representante permanente de Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ana Silvia Rodríguez.

 

Por otra parte, Rodríguez también expresó la voluntad de su país de participar en las labores de la Segunda Comisión para eliminar los obstáculos y desafíos que en materia de desarrollo enfrenta el mundo.

“Pero este trabajo que recién comienza en el 73.º período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU), debe estar basado en el debate constructivo, la igualdad nacional de cada miembro y en el respeto de las diferentes realidades, capacidades y niveles de desarrollo de cada país”, añadió.

De acuerdo con la embajadora cubana, de momento el mayor desafío internacional es la erradicación de la pobreza en todos sus tipos y formas.

“Para lograrlo, debemos poner fin a los conflictos entre los pueblos, eliminar las causas que conllevan al subdesarrollo y transformar la actual arquitectura financiera internacional”, subrayó.

Después del triunfo de la Revolución Cubana en 1959, EE.UU. cortó sus lazos diplomáticos con Cuba y posteriormente impuso a la isla un bloqueo económico que dura hasta la actualidad.

En septiembre del año pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, prolongó el bloqueo un año más, después de que La Habana instara a Washington, en la AGNU, a levantar sus sanciones.

Recordar que 191 países de los 193 miembros de la AGNU votaron a favor de poner fin a la agresión económica contra Cuba.

Las autoridades cubanas han revelado que solo durante el año pasado el bloqueo ha dejado “daños por valor de más de 4000 millones de dólares”.  

nlr/anz/tmv/hnb

Comentarios