• El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, interviene ante la Asamblea General de la ONU, 26 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 26 de septiembre de 2018 17:17
Actualizada: jueves, 27 de septiembre de 2018 3:27

El presidente de Cuba ha denunciado las políticas belicistas de Estados Unidos, al tiempo que pide un “orden internacional justo”.

En su discurso ante los jefes de Estado en la 73.ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el mandatario ha destacado el uso de la amenaza, la fuerza, el unilateralismo, las represalias y las sanciones que caracteriza la conducta y la retórica de la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, plantean “desafíos y amenazas” dentro de la propia ONU.

“El Gobierno de EEUU se ha dedicado a fabricar artificialmente, con falsos pretextos, escenarios de tensión y hostilidad que a nadie benefician”, afirmó el mandatario sobre una “retórica agresiva” que contrasta con sus “relaciones diplomáticas formales” y su cooperación “en un grupo limitado de áreas”.

A modo de ejemplo, Díaz-Canel ha rechazado los intentos intervencionistas y las sanciones a Caracas con las que Washington busca a su juicio asfixiar económicamente y dañar a las familias venezolanas, y ha repudiado los llamados a aislar a “esa nación soberana que no hace daño a nadie”.

El jefe de Estado cubano ha reafirmado además el compromiso de su país con la implementación de un “desarme general y completo”, en un panorama mundial de “hegemonismo militar y nuclear”.

El Gobierno de EE.UU. se ha dedicado a fabricar artificialmente, con falsos pretextos, escenarios de tensión y hostilidad que a nadie benefician”, afirmó el mandatario elmandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, sobre una “retórica agresiva” que contrasta con sus “relaciones diplomáticas formales” y su cooperación “en un grupo limitado de áreas”.

 

En otra parte de su discurso, Díaz-Canel ha insistido en la necesidad de buscar una solución amplia, justa y duradera para la ocupación de Palestina por el régimen israelí, y ha rechazado la acción unilateral de EE.UU. de establecer su representación diplomática en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén).

Yendo más allá, el presidente cubano ha condenado la barbarie de los militares israelíes contra la población civil de Gaza, a la vez que se ha solidarizado con el pueblo saharaui y ha apoyado la búsqueda de una respuesta definitiva a la cuestión del Sahara Occidental.

Díaz-Canel ha expresado también el apoyo de Cuba a la búsqueda de una solución pacífica y negociada al conflicto de Siria, y ha demandado el cumplimiento del acuerdo nuclear con Irán, además de congratularse por el proceso de acercamiento y diálogo intercoreano.

fmd/mla/mkh/mjs

Comentarios