• El momento del lanzamiento de un Pukguksong-3, un nuevo tipo de misil, por Corea del Norte, 2 de octubre de 2019. (Foto: KCNA)
Publicada: jueves, 3 de octubre de 2019 2:15
Actualizada: jueves, 3 de octubre de 2019 2:50

Corea del Norte dice que su reciente prueba misilística abre paso a una “nueva fase de contención de amenazas extranjeras” en su contra.

Pyongyang ha confirmado este jueves que la Academia de Ciencias de Defensa de Corea del Norte disparó, la madrugada del miércoles, “con éxito” un Pukguksong-3, un nuevo tipo de misil balístico lanzado desde un submarino (SLBM, por sus siglas en inglés), desde las aguas territoriales de la ciudad portuaria de Wonsan hacia el mar de Japón.

Este lanzamiento, de acuerdo con la agencia estatal de noticias KCNA, “abrió paso a una nueva fase en las capacidades para defenderse ante las amenazas extranjeras”.

“El exitoso lanzamiento de prueba del SLBM tiene gran importancia, dado que da vía a una nueva fase de contención de amenazas de las fuerzas extranjeras contra la RPDC (República Popular Democrática de Corea)”, ha indicado KCNA.

LEER MÁS: Kim califica de “gran arma” nuevo lanzamisiles múltiple norcoreano

El lanzamiento de prueba, que mostró una vez más “el músculo militar” norcoreano “confirmó científica y técnicamente los índices tácticos y técnicos del misil balístico recientemente diseñado”, cuyo disparo “no tuvo un impacto adverso en los países vecinos”, señala la publicación.

El exitoso lanzamiento de prueba del SLBM (acrónimo en inglés de misiles balísticos lanzados desde un submarino) tiene gran importancia, dado que da vía a nueva fase de contención de amenazas de las fuerzas extranjeras contra la RPDC (República Popular Democrática de Corea)”, indica la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA.

 

Todo parece apuntar a que el líder norcoreano, Kim Jong-un, no participó en este nuevo ensayo, pues la agencia destaca que Kim envió “efusivas felicitaciones” tras el lanzamiento con éxito del Pukguksong-3, que voló alrededor de 450 kilómetros a una altitud aproximada de 910 kilómetros.

Como avanza KCNA, el misil voló en “vertical” a fin de incrementar su altura. Al respecto, distintos analistas coinciden en que, si hubiera tenido una trayectoria balística normal, habría recorrido una distancia mayor.

El lanzamiento se realizó un día después de que Pyongyang confirmara que en los próximos días Corea del Norte y Estados Unidos reanudarán sus contactos, todavía a nivel técnico, con vistas a la desnuclearización de la península coreana.

Washington logró convencer a Pyongyang de sentarse a la mesa de diálogos en dos ocasiones: la primera cumbre, histórica en su tipo, se celebró en junio de 2018 entre Kim y el presidente de EE.UU., Donald Trump, en Singapur; mientras que la segunda se efectuó en febrero en Vietnam.

LEER MÁS: Pyongyang tratará la desnuclearización si EEUU retira ‘amenazas’

No obstante, los diálogos de desnuclearización iniciados en Singapur se estancaron tras la segunda cumbre, en la que Washington rechazó la propuesta norcoreana de levantar las sanciones de EE.UU. impuestas en su contra.

Corea del Norte ha denunciado ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que las actuales tensiones en la península coreana se deben a las “provocaciones militares y políticas de EE.UU.”

ask/anz/mnz/mjs