• Pantalla de televisión en una estación de tren en Seúl muestra al líder norcoreano, Kim Jong-un, y al presidente de EE.UU., Donald Trump, 30 de junio de 2019.
Publicada: jueves, 22 de agosto de 2019 2:07
Actualizada: viernes, 23 de agosto de 2019 13:22

Corea del Norte advierte de que la “peligrosa” prueba de misiles de EE.UU. y sus actos provocativos en la península coreana podrían derivar en otra Guerra Fría.

“Movimientos militares peligrosos e inusuales están ahora en el horizonte, lo que desencadenaría una nueva Guerra Fría en la península de Corea y en la región”, ha indicado un portavoz del Ministerio de Exteriores norcoreano, citado este jueves por la agencia estatal de noticias KCNA.

Estos comentarios aluden a la prueba de un misil de crucero de medio alcance, realizada el domingo por EE.UU. en la isla de San Nicolás, frente a la costa de California, en el oeste del país, pocas semanas después del fin del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

El vocero del Gobierno norcoreano, no obstante, ha destacado que mientras Washington continúe con sus pruebas de misiles y el despliegue de aviones de combate F-35 y de equipos militares cerca de la región coreana, Pyongyang no volverá a la mesa de conversaciones con la parte estadounidense. “El diálogo acompañado de amenazas militares no nos interesa”, insiste.

LEER MÁS: Japón comprará cazas F-35 de EEUU ante tensiones con Pyongyang

Movimientos militares peligrosos e inusuales están ahora en el horizonte, lo que desencadenaría una nueva Guerra Fría en la península de Corea y en la región”, ha indicado un portavoz del Ministerio de Exteriores norcoreano, en comentarios a la reciente prueba de misiles por EE.UU.

 

Varios países, como Rusia y China, han alertado de que las acciones estadounidenses conducirán a una escalada de la confrontación militar y una nueva carrera armamentista en el mundo.

LEER MÁS: Rusia: Prueba de misiles por EEUU desata escalada de tensiones

Pyongyang también ha realizado, desde el 25 de julio pasado, seis pruebas de misiles. El líder norcoreano, Kim Jong-un, sin embargo, ha destacado que el objetivo de dichos lanzamientos era dar una “advertencia” a EE.UU. por sus maniobras militares conjuntas con Corea del Sur.

Corea del Norte, además, ha acusado a EE.UU. de intensificar sus actos hostiles en la península, pese a los encuentros entre Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump, para continuar las negociaciones.

myd/ncl/mkh