• El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang.
Publicada: martes, 20 de agosto de 2019 10:07

China advierte de que la prueba de un misil de crucero de alcance medio por EE.UU. podría desencadenar una nueva carrera armamentista.

“Estas acciones estadounidenses conducirán a una nueva carrera armamentista, a una escalada de la confrontación militar y también tendrán un impacto negativo grave en la estructura de la seguridad regional y de la internacional”, ha dicho este martes el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang.

EE.UU. anunció el domingo haber probado un proyectil de crucero de medio alcance después de que abandonara el 2 de agosto el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

El Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono) dijo que la prueba de este misil, que voló 500 kilómetros antes de alcanzar su objetivo, contribuiría al desarrollo de nuevas armas de medio alcance por EE.UU. —prohibidas hasta ahora por el Tratado INF—.

Estas acciones estadounidenses conducirán a una nueva carrera armamentista, a una escalada de la confrontación militar y también tendrán un impacto negativo grave en la estructura de la seguridad regional y de la internacional”, ha dicho el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang.

 

El vocero de la Diplomacia china ha dicho que duda de que EE.UU. se haya abjurado del INF porque Rusia no lo cumplía, acusaciones rechazadas por Moscú.

“No han pasado ni tres semanas desde que EE.UU. abandonó el Tratado INF, y el Pentágono anuncia la prueba de un cohete prohibido por el pacto en cuestión. Esto confirma completamente los verdaderos objetivos de la retirada de EE.UU. del mismo, que son eliminar las restricciones, liberar el desarrollo de misiles avanzados y el deseo de obtener la superioridad militar”, ha subrayado Geng.

LEER MÁS: Rusia y EEUU salen del INF, ¿El mundo se volverá más atómico?

El Tratado INF fue firmado en 1987 entre EE.UU. y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), con el objetivo de eliminar los misiles balísticos y de crucero con base en tierra con un alcance de entre 500 y 5500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales.

Rusia ha dicho reiteradas veces estar comprometida con el INF y ha advertido además de que la salida de EE.UU. del mismo, “hará el mundo más peligroso”.

LEER MÁS: Rusia amenaza con responder despliegue de misiles de EEUU en Asia

Moscú también acusó en su momento a Estados Unidos de violar el Tratado, al desplegar un componente de un sistema de defensa antimisiles capaz de lanzar misiles ofensivos; utilizar misiles prohibidos en distintas pruebas y drones armados que, según Rusia, son efectivamente misiles de crucero prohibidos.

ftm/ctl/msf

Comentarios