• Donald Trump, presidente de EE.UU, responde a los periodistas en Washington (la capital), 7 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 8 de diciembre de 2019 11:19

El presidente de EE.UU., Donald Trump, advierte a Corea del Norte de no poner en peligro su reelección recurriendo a actos hostiles.

Estaría sorprendido si Corea del Norte actuase hostilmente. Él sabe que tengo unas elecciones acercándose. No creo que quiera interferir con eso. Pero tendremos que ver”, dijo Trump el sábado a los periodistas en Washington D.C., capital de EE.UU.

Sin embargo, el magnate republicano puso en evidencia su dualismo ante el Gobierno norcoreano, diciendo que mantiene “una muy buena relación” con su líder, Kim Jong-un, al tiempo que se refirió a la advertencia que había hecho Pyongyang sobre su preparación frente a un eventual ataque de Estados Unidos.

“Creo que le gustaría ver que algo suceda, pero hubo una cierta hostilidad. No hay duda al respecto”, reconoció el mandatario estadounidense.

El miércoles, Corea del Norte dijo que tomaría “rápidas contramedidas” ante EE.UU., luego de que Trump amenazara con atacar el país asiático, de ser necesario, solo por un mensaje de alerta que había emitido Pyongyang sobre el agotamiento del plazo previsto, entre abril y el fin de este año en curso, para que Washington hiciera cambios en las demandas expresadas en los diálogos bilaterales sobre la desnuclearización de la península coreana.

Pero poco más tarde, el sábado, el embajador norcoreano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kim Song, informaba de que Pyongyang ya no discutiría con Washington la posibilidad de suspender su programa nuclear y que cualquier conversación adicional en este sentido era innecesaria.

 

Después de unas 24 horas, Corea del Norte llevó a cabo una “prueba muy importante” en la base de lanzamiento de satélites de Sohae, una de las instalaciones desmantelada tras un acuerdo alcanzado en 2018 entre Kim y Trump durante su primer encuentro en Singapur. 

En febrero de 2019, ambos dirigentes se entrevistaron en Vietnam sin alcanzar ningún resultado debido a que los norcoreanos insistían en el levantamiento de las sanciones, a cambio de la desnuclearización, pero los estadounidenses rechazaron la propuesta.

Luego, Trump y Kim mantuvieron el 30 de junio una breve reunión en la zona desmilitarizada, que divide la península coreana. Empero, todos esos gestos, idas y vueltas terminaron sin resultado alguno, con solo promesas de formar equipos de negociación.

LEER MÁS: Corea del Norte: Plan de diálogo de EEUU es solo un truco tonto

msm/ctl/msf

Comentarios