• El líder norcoreano, Kim Jong-un (centro) en Ryanggang, Corea del Norte. (Foto: agencia oficial norcoreana KCNA publicada el 4 de diciembre de 2019)
Publicada: miércoles, 4 de diciembre de 2019 16:59

Corea del Norte anuncia este miércoles los preparativos ante un eventual ataque de EE.UU., luego de que Trump reviviera su amenaza militar contra Pyongyang.

Esto, según la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA, por sus siglas en inglés), debido a que la víspera el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronunció unas declaraciones que “disgustaron” al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

El martes, Trump insinuó que EE.UU. puede usar la fuerza militar contra Corea del Norte si es necesario, luego de que Pyongyang advirtió que se acerca un plazo de fin de año para las negociaciones de desnuclearización de los dos países.

LEER MÁS: Pyongyang pone fecha límite a EEUU para rectificar su actitud

“Ahora tenemos el ejército más poderoso que hemos tenido y somos, con mucho, el país más poderoso del mundo”, enfatizó el inquilino de la Casa Blanca, desde Londres (capital británica), donde asistió a una reunión de líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Ante ello, KCNA, que tacha de “desagradables” las palabras de Trump, ha recogido que el jefe del Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea, Pak Jong Chon, ha destacado que “el uso de las fuerzas armadas no es solo el privilegio de EE.UU.”.

“Si EE.UU. emplea cualquier fuerza contra nosotros, tomaremos rápidas contramedidas”, ha agregado el mando castrense norcoreano.

El uso de las fuerzas armadas no es solo el privilegio de EE.UU. Si EE.UU. emplea cualquier fuerza contra nosotros, tomaremos rápidas contramedidas”, subraya el jefe del Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea, Pak Jong Chon.

 

Asimismo, el medio oficial norcoreano trasmite la advertencia de Pyongyang de que el uso de la fuerza contra Corea del Norte tendrá consecuencias “horribles” para EE.UU. y embarcar a ambos países en un “conflicto armado a gran escala”.

EE.UU. y Corea del Norte se amenazan mutuamente. En 2017, cuando las tensiones aumentaron por las pruebas norcoreanas de armas nucleares y misiles balísticos intercontinentales, Trump dijo que iba a “destruir totalmente” el país asiático.

Sin embargo, con miras a rebajar la tensión, Trump y Kim se reunieron por primera vez en junio de 2018 en Singapur y acordaron una completa desnuclearización de la península coreana a cambio del cese de las maniobras Corea del Sur-EE.UU.

LEER MÁS: Pyongyang ve absurdo hablar de paz debido a las maniobras Washington-Seúl

En febrero, ambos líderes sostuvieron un segundo encuentro en Vietnam sin alcanzar ningún resultado debido a que los norcoreanos insistían en el levantamiento de las sanciones a cambio de la desnuclearización, pero los estadounidenses rechazaron la propuesta. Luego, mantuvieron el 30 de junio un breve encuentro en la zona desmilitarizada, que divide la península coreana.

En medio de todo, Trump sigue su política de amenazas mientras Kim continúa sus pruebas misilísiticas.

ncl/lvs/myd/rba

Comentarios