• El misil Balistico KN-11 lanzado por Corea del Norte cerca de la ciudad portuaria de Sinpo, situada en la costa del Mar de Japón.
Publicada: martes, 24 de julio de 2018 16:36
Actualizada: martes, 24 de julio de 2018 17:21

Pyongyang ha emprendido a desmantelar su base de ensayo de motores misilísticos, que supuestamente se usaban para poner en órbita a los satélites coreanos.

“Imágenes satelitales de la base norcoreana de lanzamiento de misiles de Sohae, en la provincia de Pyongyang, muestran que el país asiático ha hecho obras para desmontar un edificio de ensamblaje y un sitio de pruebas usado para desarrollar motores de combustible líquido para misiles balísticos”, ha publicado 38 North.

“Dado que se cree que estas instalaciones desempeñaron un papel importante en el desarrollo tecnológico del programa norcoreano de misiles balísticos intercontinentales, estos esfuerzos representan una importante medida de fomento de la confianza por parte de Corea del Norte”, escribió el lunes el portal especializado, citando a un experto, sobre el hipotético acuerdo de paz que Pyongyang prevé alcanzar con Estados Unidos.

Las autoridades norcoreanas hacen este movimiento después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunciara tras su cumbre del 12 de junio con Kim Jong-un, el líder norcoreano, que Pyongyang se había comprometido a demoler un importante sitio de pruebas de motores de misiles, sin especificar el lugar.

No obstante, imágenes de satélite de EE.UU. difundidas en julio revelaron que Pyongyang había expandido entre octubre de 2017 y finales de junio pasado su planta de fabricación de misiles de la ciudad de Hamhung (centro), pese a los acuerdos nucleares preliminares alcanzados con Washington en Singapur.

Dado que se cree que estas instalaciones desempeñaron un papel importante en el desarrollo tecnológico del programa norcoreano de misiles balísticos intercontinentales, estos esfuerzos representan una importante medida de fomento de la confianza por parte de Corea del Norte”, dice un experto citado por el portal 38 North sobre el hipotético acuerdo de paz que Pyongyang prevé alcanzar con Estados Unidos.

 

Esta misma semana, altos cargos norcoreanos han dejado claro que la continuación de las negociaciones de desnuclearización de su país depende de la voluntad de EE.UU. de tomar un “paso valiente” y sustituir el armisticio firmado en 1953 con Pyongyang por un tratado de paz permanente.

En el año 1993, cuando la Casa Blanca y Pyongyang firmaron un primer acuerdo bilateral para reducir las tensiones, se abrió el rumbo hacia otros pactos, a los que el país norteamericano dio la espalda en reiteradas ocasiones so pretexto de actividades militares norcoreanas.

En cualquier caso, persisten numerosas incógnitas respecto al destino del pacto alcanzado por Kim y Trump, dado que en casi un año y medio de mandato el inquilino de la Casa Blanca ha roto numerosos acuerdos internacionales, creando un clima de desconfianza a su alrededor y entre sus aliados.

mpm/mla/tmv/rba

Comentarios