• Indígenas y agricultores desplazados hacen fila para alimentarse en una escuela local en Ituango, Colombia, 27 de julio de 2021. (foto: AFP)
Publicada: jueves, 29 de julio de 2021 1:52

Familias enteras se vieron obligadas a dejar sus casas en Ituango, noroeste de Colombia, ante el temor que generan los choques entre grupos al margen de la ley.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) alertó el miércoles a través de la red social Twitter sobre la situación de desplazamiento forzado en el municipio de Ituango, situado en el departamento colombiano de Antioquia.

“La Procuraduría Regional de Antioquia indica que desde el 22Julio cerca de 4 mil campesinos se encontrarían en situación de desplazamiento interno en Ituango, luego de abandonar sus viviendas en busca de protección contra actos de intimidación de grupos armados”, escribió la CIDH y llamó al Estado colombiano a evitar violaciones de los derechos humanos que supuestamente ocurren en estos casos.

De acuerdo al reporte de las autoridades, los enfrentamientos entre los actores armados se registran desde el fin de semana, por lo que ante el temor de ser alcanzados por los proyectiles, los ciudadanos decidieron salir de sus viviendas en asentamientos campesinos y rurales de Ituango para establecerse en el casco urbano de la localidad.

El gobernador de Antioquía, Luis Fernando Suárez, señaló el martes en declaraciones a la radio local Caracol que la causa del desplazamiento “sin precedentes” en esa región son las amenazas de muerte y los enfrentamientos entre disidencias de la antigua guerrilla de las FARC y grupos residuales de paramilitares de derecha, ahora agrupados en el Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

De hecho, Diomedes Monsalve, de 29 años y poblador de una vereda aledaña, contó a la agencia de noticias francesa AFP, que “una gente armada” le dijo que tenía “que salir inmediatamente [...] dejando todo en cualquier parte, a pie, como fuera”.

Culpan a Duque de desplazamientos forzados

La activista social Isabel Zuleta culpó al Gobierno colombiano, presidido por Iván Duque, de los desplazamientos y le pidió tomar acciones urgentes para solucionar la problemática que según dijo, “no es nueva”.

“Los grandes responsables del desplazamiento hoy no son los grupos criminales, es el Estado colombiano. El Estado colombiano es el responsable de las 4000 personas que están perdiendo su patrimonio, que están perdiendo sus bienes, que se están empobreciendo cada día más a causa de un delito de lesa humanidad (desplazamiento forzado)”, dijo Zuleta en una rueda de prensa.

Zuleta, que vive en Ituango, rechazó la postura del Gobierno de Duque de “presionar” el retorno de los desplazados sin ofrecer garantías. “Después de que un criminal enviara aviso a comunidades de posible retorno el ministro "da instrucciones" en ese mismo sentido sin resolver ninguno de los problemas de fondo, la orden parece ser ¡Retornen pa que no estorben! No olvide enviar gasolina y gas que tampoco hay”, reclamó.

De esta forma, la activista se refería al anuncio del ministro de Defensa, Diego Molano, sobre el envío de tropas para reforzar la seguridad en Ituango y garantizar el retorno de la población a sus lugares de origen, que además de la violencia tienen enfrente intensas lluvias que provocan derrumbes y daños. 

Oenegés y analistas advierten que los desplazamientos forzados, así como los asesinatos de líderes sociales y exguerrilleros, e incluso el reciente estallido social, tienen que ver con la falta la negativa de la Administración de Duque a implementar los Acuerdos de Paz. 

ncl/rba