• El portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Wang Wenbin, en una rueda de prensa en Pekín (capital), 19 de abril de 2021.
Publicada: martes, 20 de abril de 2021 16:19
Actualizada: martes, 20 de abril de 2021 18:13

China está dispuesta a seguir desarrollando lazos más estrechos con Cuba luego de que Raúl Castro anunciara su retirada de sus funciones.

Después de que Raúl Castro dimitiera el viernes del cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), el presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, fue designado para ostentar el mayor poder en el país.

En este sentido, durante una conferencia de prensa celebrada el lunes, el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Wang Wenbin, señaló que Castro es un destacado líder del PCC y del socialismo en la mayor de las Antillas, que a lo largo de mucho tiempo contribuyó significativamente a la Revolución cubana y a la construcción del país, así como al desarrollo de las relaciones sino-cubanas.

En este momento histórico para el Partido Comunista de Cuba, estamos dispuestos a cooperar con Cuba para llevar adelante nuestra amistad de larga data, fortalecer la confianza política mutua, profundizar la comunicación estratégica y enriquecer constantemente los resultados de la cooperación mutuamente beneficiosa entre los dos países”, subrayó Wang.

 

De igual modo, recalcó que el Partido Comunista de China (PCCh, por sus siglas en chino) y el Gobierno chino otorgan una gran importancia a las relaciones entre los dos partidos y países, para luego aseverar que el Comité Central del PCCh había enviado un mensaje de felicitación con motivo de la convocatoria del VIII Congreso del PCC.

Cabe recordar que la cooperación estratégica de China con Cuba es “tradicional” en las condiciones actuales, cuando la Casa Blanca ha intensificado la presión contra La Habana, pero esos lazos entre aliados se han ampliado en un claro desafío a Washington, que mantiene un férreo bloqueo contra Cuba desde 1962.

El bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, a fin de forzar un cambio de gobierno, es un asedio que se endureció bajo el mandato del expresidente de EE.UU. Donald Trump y que, su sucesor, Joe Biden, ha secundado prorrogando la declaración de emergencia contra Cuba, impulsada en 1996, hasta 2022.

sar/anz/msm/rba