• El buque de asalto anfibio estadounidense USS Green Bay en las costas de Okinawa, Japón, 18 de marzo de 2018. (Foto: amphib7flt.navy.mil)
Publicada: martes, 13 de agosto de 2019 23:23
Actualizada: miércoles, 14 de agosto de 2019 2:40

China ha negado este martes la solicitud de dos buques militares de Estados Unidos para entrar al puerto de Hong Kong por las próximas semanas.

“El Gobierno chino ha negado las solicitudes de visitas a los puertos de Hong Kong por el USS Green Bay y el USS Lake Erie, que debían llegar en las próximas semanas”, así ha anunciado este martes el portavoz adjunto de la Flota del Pacífico de la Marina de EE.UU., Nate Christensen, a la cadena estadounidense CNN.

El buque anfibio de transporte USS Green Bay estaba programado arribar a Hong Kong el 17 de agosto mientras que el crucero de misiles guiados USS Lake Erie lo haría el próximo mes.

La petición por parte de la marina estadounidense se realiza en medio de las protestas que se iniciaron a principios del pasado mes de junio por un proyecto de ley que permitiría la extradición de sospechosos desde el territorio autónomo a la China continental para ser juzgados.

El Gobierno chino negó las solicitudes de visitas a los puertos de Hong Kong por el USS Green Bay y el USS Lake Erie, que debían llegar en las próximas semanas”, así ha anunciado el portavoz adjunto de la Flota del Pacífico de la Marina de EE. UU., Nate Christensen, a la cadena estadounidense CNN.

 

El Gobierno chino condenó los contactos entre las autoridades de EE.UU. y los líderes de las manifestaciones violentas en Hong Kong y exige a Washington a actuar conforme a la ley. Del mismo modo, ha acusado este martes a la Administración estadounidense de alentar las manifestaciones e interferir en los asuntos internos de la isla.

El gigante asiático también ha solicitado a la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, sacar sus “manos negras” de Hong Kong, y dejar el “peligroso juego” que ha iniciado contra el gigante asiático.

El Reino Unido traspasó en 1997 el control político de Hong Kong a China, con un gobierno basado en “un país dos sistemas”, que permite que la región tenga sus propias instituciones legislativas, ejecutivas y judiciales independientes de China.

Pekín dice que esos privilegios han sido protegidos, pero insiste en que no podría tolerar movimientos que busquen la secesión total del continente y asevera que Hong Kong es parte de China.

fmd/lvs/hnb

Comentarios