• China acusa a EEUU de interferir en asunto de Hong Kong
Publicada: martes, 13 de agosto de 2019 17:50
Actualizada: miércoles, 14 de agosto de 2019 15:24

Por segundo día consecutivo, continúa el caos en el aeropuerto internacional de Hong Kong, donde cientos de manifestantes bloquean a miles de pasajeros.

Las autoridades hongkonesas suspenden incluso la salida de aviones. Más de 300 vuelos se han visto afectados y esta cifra va en aumento.

Son ya 10 semanas de masivas protestas. Han sumido a uno de los centros financieros más importantes de Asia en su crisis política más grave en décadas. La jefa del ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, advierte de un camino de pánico y caos de no retorno.

Todo empezó con las protestas contra un proyecto de ley de extradición de sospechosos criminales a China. Y aunque el proyecto fue suspendido, la tensión no cesa. China acusa a Estados Unidos de alentar las protestas e interferir en los asuntos internos de Hong Kong.

Esta imagen ha añadido leña al fuego. Activistas y líderes de las actuales protestas reunidos con una alta funcionaria del consulado de Estados Unidos. Washington dice que es algo habitual. Los medios chinos se quejan. ¿Qué haría Washington si viera a un diplomático chino conversando con activistas antigubernamentales en Estados Unidos?, cuestionan.

Además, senadores y congresistas estadounidenses han expresado su apoyo a los manifestantes, según ellos, símbolos de la democracia. Escenario que recuerda el respaldo a las protestas en Ucrania en 2013 que culminaron con un golpe violento, que sumió al país en la secesión de Crimea y una guerra civil.

Hong Kong era colonia del Reino Unido. Se lo transfirió a China en 1997, bajo el acuerdo de que se respetarían los derechos de la libre expresión y a manifestarse.

Hoy, muchos critican el sistema electoral por favorecer al control total de China. El Gobierno de Pekín dice lo contrario. Que ve signos de terrorismo en las protestas y que podría emplear al Ejército. Un convoy de tanques chinos está desplegándose a unos kilómetros de Hong Kong.

fdd/rba

Comentarios