• El canciller chino, Wang Yi (dcha.), recibe a su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, Pekín, capital de China, 19 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 19 de febrero de 2019 14:50
Actualizada: martes, 19 de febrero de 2019 16:58

El canciller chino transmite la voluntad de Pekín de consolidar “la confianza estratégica” con Irán, en vísperas de acoger al príncipe heredero saudí.

Wang Yi ha recibido este martes a su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, en Pekín (capital china) y ha indicado que su país desea estrechar los lazos con Irán y entrar en una nueva fase de cooperación bilateral, según recoge la agencia británica de noticias Reuters.

“Me gustaría aprovechar la oportunidad para (…) aumentar la confianza estratégica entre nuestros países y asegurarme de un nuevo progreso en la colaboración amplia y estratégica bilateral”, ha afirmado Wang en unas breves declaraciones ofrecidas a la prensa, ante la cual se refirió a Zarif como “mi antiguo amigo”.

El ministro chino de Asuntos Exteriores ha aprovechado, asimismo, la ocasión para elogiar la “apasionada” defensa de la nación iraní que hizo el domingo Zarif en la ciudad alemana de Múnich, que se robó, a su juicio, las miradas de China.

“Vi en la televisión cómo defendió usted los derechos de Irán en voz alta y de forma clara durante la Conferencia de Seguridad de Múnich (…) Creo que una audiencia de cientos de millones de chinos también lo miró y ahora es usted una persona famosa”, ha añadido.

Me gustaría aprovechar la oportunidad para (…) aumentar la confianza estratégica entre nuestros países (China e Irán) y asegurarme de un nuevo progreso en la colaboración amplia y estratégica bilateral”, ha indicado el canciller chino, Wang Yi.

 

Zarif ha considerado, por su parte, “muy valiosos” los lazos entre Teherán y Pekín, y ha destacado que la colaboración estratégica que existe entre ambas naciones se encuentra entre “las relaciones más importantes” del país persa.

China es uno de los clientes más importantes del petróleo iraní y sus derivados, y en los años de las sanciones impuestas contra Teherán por EE.UU., se ha convertido en uno de los principales socios comerciales del país persa, donde también hay numerosas inversiones chinas en diferentes industrias.

La cita a nivel de cancilleres se ha realizado dos días antes de que China reciba al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, una figura bastante vilipendiada a nivel internacional por el brutal asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado saudí en la ciudad turca de Estambul, que tuvo lugar el 2 de octubre de 2018. Distintas evidencias apuntan a que Bin Salman ordenó su homicidio.

El caso desató una ola de críticas a nivel global contra Riad y diferentes países demandaron una investigación transparente para aclarar lo ocurrido. La delegación de las Naciones Unidas en Turquía también ha culpado a Bin Salman del asesinato de Khashoggi.

ask/anz/tmv/rba

Comentarios