• El presidente iraní, Hasan Rohani (izda.), le da la mano a su homólogo de China, Xi Jinping.
Publicada: viernes, 3 de agosto de 2018 23:20

China vuelve a defender sus relaciones con Irán y asegura que la cooperación bilateral entre Pekín y Teherán es ‘legítima’ y no tiene nada censurable.

“China e Irán no violamos nuestros compromisos internacionales, mantenemos unos contactos y una cooperación usuales, lo que es justo y lógico y no tiene nada que podría censurarse”, ha declarado el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang.

Durante una rueda de prensa celebrada este viernes, Geng ha defendido, de este modo, la negativa del Gobierno chino, presidido por Xi Jinping, al plan de Estados Unidos para frenar por completo las exportaciones de crudo iraní.

A este mismo respecto, ha insistido en que Pekín siempre se manifiesta en contra de las acciones unilaterales y del uso de la jurisdicción extraterritorial. “Los derechos y los intereses legítimos de China deben estar protegidos”, ha agregado.

China e Irán no violamos nuestros compromisos internacionales, mantenemos unos contactos y una cooperación usuales, lo que es justo y lógico y no tiene nada que podría censurarse”, afirma el portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang.

 

Este mismo viernes, un informe del portal estadounidense Bloomberg revela que el Gobierno estadounidense no ha podido persuadir a China para que corte las importaciones de crudo iraní y califica la negativa de Pekín de “un golpe a las medidas de la Administración de Donald Trump para aislar a Irán”.

A finales del pasado mes de junio, el Departamento estadounidense de Estado exigió a todos los países del mundo, incluyendo a China y La India —grandes clientes de Irán—, que dejen de importar petróleo iraní antes del 4 de noviembre de este año en curso, bajo la amenaza de sanciones.

Las medidas de Washington están en línea con su salida unilateral del acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, así como con sus amenazas con imponer un bloqueo económico al país persa.

Por su parte, la República Islámica de Irán considera como “imposible” cualquier intento para sustituir a Irán en el mercado del crudo y asegura que “hará fracasar” el plan de EE.UU. para evitar que el país persa venda su petróleo al extranjero.

fmk/ctl/lvs/mjs

Comentarios