• La portavoz de la Cancillería de China, Hua Cunying, durante una rueda de prensa en Pekín, la capital.
Publicada: viernes, 20 de julio de 2018 18:06
Actualizada: viernes, 20 de julio de 2018 22:37

La Cancillería china señala a EE.UU. como una ‘bola de demolición’ y lamenta que haya iniciado un ‘juego de suma cero’ con su guerra comercial contra Pekín.

“Es China la que ha estado clamando por dejar a un lado la mentalidad de la Guerra Fría, el egocentrismo y los juegos de suma cero en los que uno gana cuando el otro pierde”, ha dicho este viernes la portavoz de la Cancillería, Hua Chunying, en una rueda de prensa.

Pekín reaccionaba así a declaraciones de Peter Navarro —uno de los principales asesores comerciales del presidente de EE.UU., Donald Trump—, en las que hablaba de la necesidad de que Washington se defienda del gigante asiático.

“Desafortunadamente, estamos ahora en un juego de suma cero entre China y el resto del mundo (…) EE.UU. debe trabajar conjuntamente con el resto de los países para garantizar la prosperidad y los mercados de valores”, dijo el jueves Navarro a la cadena estadounidense CNBC.

Es China la que ha estado clamando por dejar a un lado la mentalidad de la Guerra Fría, el egocentrismo y los juegos de suma cero en los que uno gana cuando el otro pierde”, dice la portavoz de la Cancillería, Hua Chunying.

 

Chunying ha defendido, sin embargo, el “respeto mutuo, la equidad, la justicia y la cooperación de beneficio mutuo” como principios de la política exterior de China.

La portavoz ha arremetido contra EE.UU. por “atacar de forma indiscriminada a otros y privarlos del derecho a la autodefensa”, “bloquear su propia puerta y exigir que otros la abran incondicionalmente” y socavar los intereses de los demás para “satisfacer sus propias necesidades políticas e intereses egoístas”.

“Estados Unidos es ahora la mayor bola de demolición para la estabilidad y seguridad mundiales. Su unilateralismo y proteccionismo representan la mayor amenaza para las reglas internacionales y el orden económico mundial”, ha señalado Chunying.

Las tensiones comerciales entre EE.UU. y China han escalado a una guerra comercial, especialmente a partir del 6 de julio, cuando EE.UU. empezó a imponer aranceles del 25 % a algunos bienes chinos. Este mismo viernes, Trump ha amenazado con imponer tasas aduaneras a todas las importaciones desde China.

Las autoridades chinas ven en las acciones de Estados Unidos la intención de imponer su dominio y “reprimir” su crecimiento económico y el desarrollo científico y tecnológico.

tqi/mla/krd/alg

Comentarios