• Un manifestante es detenido por policías antidisturbios tras una protesta de indígenas mapuches en Santiago, capital, 10 de octubre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 13 de octubre de 2021 7:55

Presidente chileno decretó la militarización en unas provincias sureñas del país, en conflicto territorial con indígenas mapuche, que piden recuperar sus tierras.

En una conferencia de prensa celebrada el martes en La Moneda (sede del Gobierno), el jefe de Estado chileno, Sebastián Piñera, decretó la militarización del sur del país, haciendo hincapié en que el decreto fue emitido por lo que dio en llamar “grave alteración del orden público”.

Este Estado de Excepción Constitucional de Emergencia permite movilizar a las fuerzas armadas a la zona sureña para apoyar a las autoridades policiales en operativos contra los mapuche en la región.

El decreto cubre las provincias de Biobío y Arauco, en la Región del Bío-Bío (centro-sur de Chile), y las provincias de Malleco y Cautín, en La Araucanía (sur), donde han experimentado en el último tiempo una ola de violencia con frecuentes ataques a maquinaria agrícola y predios, cortes de carreteras, huelgas de hambre de presos indígenas y tiroteos con víctimas mortales.

De hecho, la decisión tendrá una duración de 15 días. Asimismo, el mandatario puede extender el Estado de Excepción por otros 15 días, no obstante, el Congreso debe autorizar cualquier prórroga más allá de los 30 días.

Piñera ha argumentado que tomó esa decisión “para enfrentar mejor, con mejores instrumentos y herramientas el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado”.

Piñera enturbia aún más el conflicto con los mapuche

La medida ha recibido duras críticas por parte de la oposición y los movimientos indígenas, que acusan al Gobierno de Piñera de querer enturbiar aún más el conflicto.

Muchos de estos incidentes se enmarcan en el conflicto mapuche, que enfrenta al Estado chileno y al principal grupo indígena del país, que reclama las tierras que habitaron durante siglos y que ahora pertenecen, en su mayoría, a grandes empresas agrícolas y forestales. Al respecto, las cifras oficiales muestran un aumento de 94 % en los acontecimientos policiales registrados durante los primeros seis meses de este año en curso.

En Chile, tuvo lugar el domingo una manifestación previa al Día Nacional de los Pueblos Originarios, el lunes, conocido Día Nacional de los Pueblos Indígenas, una manifestación en apoyo a las demandas históricas de los mapuche y otros pueblos originarios que se terminó en choques entre los manifestantes y los agentes policiales.

En la marcha se pedía, entre otros, la liberación de varios miembros del pueblo mapuche y los derechos sobre las tierras ancestrales usurpadas.

Durante décadas, los mapuche han denunciado que su cultura y sus derechos no han sido reconocidos en la Constitución chilena. Ahora, con la Asamblea Constituyente, que redactará la nueva Carta Magna del país, los indígenas creen que tienen una oportunidad histórica para asegurarse de que nadie se quedara atrás.

tmo/mdh/tqi