• La policía antidisturbios de Chile reprime las manifestaciones antigubernamentales en Santiago, la capital, 7 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 8 de febrero de 2020 18:21
Actualizada: sábado, 8 de febrero de 2020 18:57

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) de Chile ha recibido denuncias por simulación de ejecuciones y violencia sexual, etc. en la comuna de Puente Alto.

El organismo anunció que había recibido denuncias en la comuna de Puente Alto de Chile, en la región metropolitana de Santiago (la capital), contra las fuerzas de seguridad por simulación de ejecuciones, violencia sexual, palizas, constatación irregular de lesiones, sustracción de efectos personales, detenciones arbitrarias y hostigamiento a defensores de derechos humanos.

Además, el INDH, que visitó el lugar para comprobar las palizas propinadas presuntamente por policías, recibió testimonio de víctimas de vulneración de derechos por parte de agentes del Estado, enfatizando que la población que más sufre las detenciones y las vulneraciones son adolescentes de entre 14 y 15 años y los jóvenes de hasta 25.

El INDH de Chile informó que, desde el estadillo social de Chile, se han registrado 869 golpizas a nivel nacional, y los Carabineros son responsables del 93 %; los militares, del 4 %; y la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile, del 3 %

Al respecto, la entidad ha informado este sábado de que se encuentra en un juzgado de Puente Alto, en calidad de querellante, en audiencia de formalización de cinco funcionarios de Carabineros a quienes se les imputa responsabilidad en dos golpizas grupales en la comuna.

También, la semana pasada, el organismo interpuso una querella tras recibir una denuncia por tortura a los Carabineros, que dieron una paliza a un joven en el mismo sitio. El INDH condenó la acción de los agentes de los Carabineros de Chile que, para castigar al joven por haberse manifestado, lo redujeron violentamente.

Las protestas en Chile estallaron el pasado 17 de octubre contra la subida del precio del metro y crecieron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y plantear la necesidad de elaborar una nueva Constitución. La Policía de Chile reprimió brutalmente a los manifestantes y las protestas se saldaron con decenas de muertos.

nkh/nii/

Comentarios