• El cura Óscar Muñoz Toledo, acusado de abusar a siete menores.
Publicada: viernes, 13 de julio de 2018 2:15

Un alto cargo del arzobispado de Chile ha sido arrestado por abuso sexual a siete menores en medio del escándalo por acusaciones contra miembros de la Iglesia.

El cura Óscar Muñoz Toledo, ha sido detenido este jueves por la policía por orden del fiscal Emiliano Arias, quien indaga a otros 14 sacerdotes suspendidos de la diócesis de Rancagua, en el sur del país, por participar en una red de abusos y compra de favores sexuales.

“Abusos sexuales reiterados” y “estupro con circunstancias de violación” contra siete menores desde el año 2002 en las ciudades de Santiago y Rancagua; estos son los cargos bajo los cuales ha sido arrestado Muñoz, de 56 años, según ha destacado Arias.

“Todos los delitos cometidos por los que se va a formalizar los cargos contra este sacerdote no han prescrito, se encuentran vigentes, en consecuencia la responsabilidad es plena”, ha subrayado el fiscal tras una reunión con el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

Todos los delitos cometidos por los que se va a formalizar los cargos contra este sacerdote no han prescrito, se encuentran vigentes, en consecuencia la responsabilidad es plena”, ha dicho el fiscal Emiliano Arias, en alusión a la detención del alto cargo del arzobispado de Chile, Óscar Muñoz Toledo.

 

 

Muñoz se había autodenunciado en enero ante las autoridades eclesiásticas y como consecuencia fue separado de sus funciones y se inició una investigación. Antes de su confesión fue vicecanciller y canciller en el arzobispado de Santiago desde 2011.

La detención se ha realizado después de que se llevara a cabo en junio una revisión de documentos incautados en sedes de la iglesia tribunal eclesiástico en Santiago y en la diócesis de Rancagua, al sur de la capital.

El detenido está actualmente en dependencias de la policía y el viernes será trasladado a Rancagua donde será enjuiciado, según ha afirmado el fiscal Arias, reconociendo que puedan aparecer más víctimas al respecto.

Los casos de abusos sexuales han conmocionado desde hace años a la Iglesia Católica en Chile y han generado una ola de protestas en todo el país, llevando al papa Francisco a criticar duramente el trato de la jerarquía eclesiástica chilena y pedir perdón a las víctimas.

Asimismo, el pasado mes de junio, el papa Francisco aceptó las renuncias de cinco obispos; luego que 34 miembros de la Conferencia Episcopal le ofrecieron sus cargos tras ser citados a El Vaticano por el pontífice.

mtk/lvs/alg/rba

Comentarios